líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadJosep Pedrerol, protagonista del último spot de TaxDown.

Entrevista a Josep Pedrerol

"Me daba miedo que la campaña no se entendiese en un contexto de humor", Josep Pedrerol

Berta Jiménez

Escrito por Berta Jiménez

Hablamos sobre becarios, humor y publicidad con Josep Pedrerol, quien confiesa que la app de TaxDown va a ser este año su aliada en la declaración de la renta.

Hace ya casi una década desde que un conocido presentador de televisión hiciera en directo un comentario algo desafortunado sobre los becarios (y su aparente “inutilidad”). Fue Josep Pedrerol, y a día de hoy, el polémico pero divertido episodio aún resuena en la mente de los españoles.

A este gag cómico que ya forma parte la cultura popular ha recurrido TaxDown, la plataforma que facilita la presentación de la declaración de la renta, para su última campaña ‘Becarios’ firmada por la agencia PS21. El propio Josep Pedrerol, junto con el también periodista deportivo de El Chiringuito Gorka Grande, ha protagonizado varios spots como parte de la acción publicitaria, que se ha lanzado este pasado 6 de abril.

MarketingDirecto.com ha podido hablar con el famoso presentador y cara visible de la campaña para preguntarle sobre el rodaje del spot y el humor en publicidad (y descubrir de paso qué es lo que piensa realmente de los becarios a día de hoy).

¿Cómo habéis grabado Gorka Grande y tú los spots de TaxDown? ¿Fueron diálogos improvisados o estaba preparado?

Había un equipo de guionistas que, junto con el equipo de marketing, la agencia y TaxDown han trabajado durante mucho tiempo para hacer algo que se acercara a lo que era yo, intentando conseguir algo que fuese de verdad. Se ha utilizado un tema que en su momento fue polémico y que se ha convertido en algo que casi forma parte de la cultura popular. Había un trabajo previo, simplemente había que adaptar algunas cosas para que me sintiera más cómodo. Hablamos durante la grabación y matizamos algunas cosas para que nos sintiéramos Gorka y yo todavía mejor. Fue fácil y muy divertido.

¿Es en realidad tu becario?

Gorka tiene contrato en El Chiringuito desde hace 3 años ya. Es verdad que empezó como becario, pero lleva tres años como redactor en las redes sociales del programa. Y creo que ha sido la gran revelación de la campaña.

Esta campaña se centra en aquel comentario que hiciste en 2012 sobre los becarios. ¿Te molesta que se recuerde tanto aquel episodio o crees que ha sido una buena idea utilizar el humor?

El sentido del humor es bueno siempre, bastantes problemas tenemos todos… Me parece que utilizar ese episodio es una manera de desdramatizar lo que ya se desdramatizó hace mucho tiempo. Ocurrió hace años y ahora la gente se lo toma con cierto humor, incluso los becarios se ríen con ello y ha habido muchos humoristas e imitadores que también lo han utilizado. Forma parte de algo que es divertido para la gente, que ha sabido tratarlo con mucha sensibilidad para que no pareciera que era algo contra los becarios, todo lo contrario. Creo que ser becario no es una profesión, es una circunstancia temporal.

¿Cuánto de verdad hay en lo que dicen sobre el “mal trato” que les das a los becarios?

Es absolutamente mentira. Exigencia sí. Cuando nosotros hacemos entrevistas de trabajo y elegimos a un becario, no lo elegimos para que esté tres meses y se vaya a su casa. Elegimos un becario porque creemos que puede ser una estrella. La exigencia durante 3 meses es la exigencia sobre alguien que puede ser una estrella siempre y cuando aproveche el tiempo, porque tiene una gran oportunidad de conseguir un contrato.

En El Chiringuito trabajan 3 meses con la oportunidad de tener un contrato, no son 3 meses en los que están para traer el café. Aquí trabajan como un más y se sienten como uno más. Intentan aprender y si lo hacen bien y consideramos que se han adaptado a la redacción, consiguen un contrato de trabajo. Con lo cual, volviendo a la pregunta, creo que es todo lo contrario. Aquí cuidamos mucho a los becarios.

¿Qué pensaste cuando te propusieron la idea de protagonizar esta campaña?

Me dio un poco de respeto al principio. Me daba miedo que pudiese parecer que lo que hacía era agobiar a un becario o que la campaña no se entendiese en un contexto de humor… Pero estaba tan bien hecha, tan bien cuidada que me ganaron. Me ganaron todos los que intervinieron en la campaña.

¿Qué crees que llama más la atención al espectador al ver una campaña: el humor o el tono serio?

Digamos que la ironía más que el ‘jaja’. Existe ese punto irónico, divertido: serio pero divertido a la vez. Creo que el sentido del humor no tiene por qué ser a carcajada limpia, sino que la ironía también es muy importante. Aquí se juega con la ironía, con el humor, con el sarcasmo… Creo que tiene una mezcla de ingredientes que hace la campaña muy atractiva.

¿Cómo ha sido trabajar tanto con PS21 como TaxDown?

Muy bueno, nos entendimos muy bien. Hablamos mucho, tuvimos charlas… “Tranquilo”, me decían a veces. «Si no te sientes cómodo lo cambiamos”, “cambiamos esta frase”, “¿cómo lo podemos hacer mejor?». Ha sido una pasada, una de las mejores cosas de la campaña y que más recordaré será lo bien que lo pasamos en la grabación, con la agencia, con la marca, con el equipo de marketing de El Chiringuito y con todos los que colaboraron en la campaña.

¿Vas a utilizar esta app para tu declaración de la renta de este año?

Sin duda. Un compañero me ha escrito diciendo que acababa de hacer la declaración con TaxDown y que se había ahorrado 300€. Me alegra que los amigos me hagan caso y les salga bien.

 

Meta podría lanzar sus propias monedas virtuales (y con un nombre en honor a Zuckerberg)AnteriorSigueinteArthur Sadoun (Publicis Groupe) anuncia que ha sido intervenido de un tumor cancerígeno

Contenido patrocinado