Publicidad

Envidia o cómo hacer que la creatividad se multiplique (cual Gremlin)

gremlinLa publicidad es una de las industrias más feroces que existen. Solo hace falta echar un vistazo a la mítica serie Mad Men para comprobar que no estaban del todo equivocados.

Aunque con matices, de lo que no cabe duda es de que la competitividad es palpable y la carrera constante.

No es ni mucho menos algo exclusivo de este sector pues, todas las profesiones sufren de envidias, celos y alguna que otra zancadilla.

Pero, ¿qué pasaría si la envidia que uno siente ante el brillante trabajo ajeno pudiese ser una poderosa herramienta para el destello propio?

Esto es lo que defiende el copywriter Andrew Boulton en un artículo en The Drum.

"Ver el mejor ejemplo del tipo de frase que deseas escribir es una manera completamente constructiva de empezar. Pone el listón más alto posible y permite medir tus esfuerzos", comenta Boulton.

Además, insiste en que analizar cada uno de los elementos que hacen brillar un copy es el camino hacia la creación de una solución más atractiva. "Seguir el impecable razonamiento ajeno no es copiar, solo te lleva a mejorar tus errores y a encontrar un camino más satisfactorio".

Aunque Boulton también advierte de que con este argumento no quiere decir que debamos caer en un "canibalismo voyeurista" mirando siempre por encima del hombro de los demás para conseguir echar un vistazo a su trabajo.

"El copywriting, como la mayoría de las profesiones creativas, tiene la terrible manía de idealizar el pasado. Pero, siempre que la inspiración que tomemos sirva de motor para la imaginación y no la imitación, no hay nada malo en ver un anuncio, desear que sea tuyo y quizá odiar al capullo que lo creó".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir