líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El consumo de esta sustancia con fines recreativos es legal en Canadá desde 2018

Esta campaña advierte a los "fumetas" de los peligros del cannabis al volante (sin juzgarlos)

Las autoridades canadienses han estrenado unos nuevos spots para advertir al público que, si bien es perfectamente normal consumir cannabis, es muy peligroso coger el coche bajo sus efectos. Por tanto, si fumas, no conduzcas

cannabisEs obvio que hay una gran diferencia entre estar un poco colocado, y estar fumado «hasta decir basta». Sin embargo, la nueva campaña del gobierno de Ontario, en Canadá, quiere recordar a los amantes del cannabis que cualquier mínimo nivel de consumo es suficiente para que la conducción sea peligrosa.

Creada por la agencia McCann Worldgroup Canada para las autoridades de Ontario, la campaña ha sido bautizada como «Barely High is Still Too High to Drive«. Sorprendentemente, los anuncios dirigidos por The Perlorian Brothers muestran escenas con encanto sobre personas un poco colocadas en su día a día, en lugar de dramatizar su situación. A través de voces en off, los anuncios van describiendo las diferencias de comportamiento de los sujetos cuando están completamente «fuera de sí» frente a estar un poco «entonados«.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Contrariamente a lo que podría sugerir en un principio, la campaña no juzga a las personas por fumar ni por sus habilidades bajo la influencia de la marihuana. Únicamente incide en la peligrosidad que cualquiera de esas situaciones comporta al volante, puesto que un poco ya es demasiado para conducir de manera segura.

Para un mayor impacto, por otra parte, la agencia McCann utilizó datos recogidos por el gobierno de Canadá y por sus propias fuentes sobre la percepción y el uso del cannabis. Esta investigación llevó a McCann a centrar sus anuncios en un grupo demográfico más concreto, los millennials canadienses.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

«La idea de que no pasa nada por coger los mandos de un automóvil un poquito fumado es una idea tan instaurada como falsa«, afirma Josh Stein, Director Ejecutivo Creativo en McCann Toronto. A su vez, añade que «tanto los datos como las entrevistas cara a cara muestran que los ciudadanos canadienses simplemente no conciben lo colocados que están o cuánto tiempo durán los efectos del cannabis».

En otro orden de cosas, Canadá legalizó el uso recreativo de la marihuana en 2018. De esta forma, el cannabis comenzó a ser un pasatiempo cada vez más extendido. De ahí que la campaña gubernamental no signifique un «no» al consumo; sino simplemente un «no conduzcas colocado«. «Necesitamos comunicar en nuestros anuncios que entendemos que fumar marihuana es legal, que consumir y colocarse es normal», continúa Stein. «Está bien estar colocado, pero no conducir bajo sus efectos«.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Por otro lado, en lugar de reclutar a gente con un look más cercano al estereotipo del «fumeta», el casting buscó un perfil más sencillo, más de gente del día a día. Fue una manera sutil de admitir que a día de hoy el cannabis es un producto y una actividad más en Canadá. Sin embargo, un pasatiempo que requiere cierta reflexión en términos de seguridad.

«Podríamos haber mostrado por qué fumar y conducir es una mala idea», apunta Stein de nuevo. «En su lugar, nos enfocamos en el verdadero problema: los chavales son incapaces de apreciar el hecho de que desconocen en qué momento están demasiado fumados para conducir con seguridad», concluye.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Los secretos del logo de Starbucks, al descubiertoAnteriorSigueintePabst Blue Ribbon paga a la agencia creativa BBH con latas de cerveza

Noticias recomendadas