Publicidad

Gillette quiere dejar K.O. al bullying y al acoso en esta campaña

Esta campaña de Gillette pretende erigirse en antídoto contra la masculinidad tóxica

Gillette se ha aprovisionado de un nuevo claim ("We Believe: The Best Men Can Be") para tratar de hacer trizas la masculinidad tóxica y plantar cara al "bullying" y al acoso.

gilletteEn la era Me Too no sólo los roles femeninos están a expensas de los cambios, también lo están los roles masculinos (extraordinariamente deudores de los clichés).

Consciente de que la masculinidad que proyecta la publicidad es a menudo profundamente tóxica, Gillette acaba de lanzar una campaña en la que se despoja de su viejo claim (“The Best a Man Can Get”) por colgarse del brazo de un lema mucho más positivo e inclusivo: “We Believe: The Best Men Can Be”.

En el spot que constituye el eje central de la nueva campaña de Gillette la célebre marca de accesorios para el afeitado se atreve a reírse de su propio pasado, un pasado en el que ella mismo alentó la masculinidad tóxica que hoy trata de aniquilar.

Una de las escenas del anuncio procura cobijo a un viejo anuncio de Gillette en el que una mujer besa a un hombre en la mejilla. Y esa escena da paso a otra en la que un puñado de airados jóvenes (que practican a todas luces el “bullying”) persigue a un muchacho.

En su nuevo spot Gillette se aproxima sin paños calientes (y también con una buena dosis de vulnerabilidad) al “bullying” y al acoso para alumbrar una nueva forma de masculinidad, más real, mucho menos ponzoñosa y más presta a pasar a la acción cuando se topa de bruces con comportamientos execrables.

Teniendo en cuenta que la higiene personal, el ramo donde se desenvuelve Gillette, desempeña un papel de primer orden en la gestación (positiva o en su defecto negativa) de la masculinidad y la feminidad, “We Believe: The Best Men Can Be” resulta una campaña sumamente loable y hasta revigorizante.

Detrás de la nueva campaña de Gillette, que apela directamente al espectador para alzar la voz y actuar contra el “bullying” (y en último término erradicarlo), está la agencia Grey.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

El problema es que pronto se han sucedido las críticas y llamadas al boicot a la compañía en las redes sociales, que han estallado a favor y en contra a partes iguales frente a la campaña. Desde que se subió el spot de Gillette a YouTube, las valoraciones negativas se han ido sucediendo, al igual que los comentarios en Twitter que han convertido a la marca en Trending Topic mundial.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir