líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Buscar casa puede ser un tórrido placer

En esta campaña los neoyorquinos se ponen "cachondos" pensando en la casa de sus sueños

En su nueva campaña el "marketplace" inmobiliario StreetEasy anima a los neoyorquinos a dejarse llevar y tener sueños húmedos con apartamentos más espaciosos y confortables.

streeteasy¿Es buscar vivienda en la carísima ciudad de Nueva York un placer romántico y hasta erótico? A bote pronto parece que no (a menos que uno sea dueño de una cartera muy abultada y pueda soñar a la grande). Sin embargo, eso es precisamente lo que sugiere el «marketplace» inmobiliario StreetEasy en una nueva y sorprendente campaña.

La campaña, que se cuelga del brazo del medio exterior (en sus múltiples vertientes) para dar difusión a su mensaje, la firma el artista Sam Spratt.

El resultado son ilustraciones «pulp noir» en la que neoyorquinos agobiados por sus diminutos apartamentos anhelan una morada más espaciosa y algo más cómoda.

En uno de los anuncios un hombre se dobla sobre sí mismo en el suelo de su ducha mientras sueña (carcomido por el deseo más exaltado) con una bañera como Dios manda.

El protagonista de otros de los anuncios de StreetEasy es un hombre que trata de lavar los platos en un diminuto fregadero del que se escapa el agua a chorros. Y la imagen va acompañada de la siguiente frase: «¿El mero pensamiento de un lavavajillas te pone húmedo y caliente?».

En otro anuncio aparece una mujer rodeada de un nutrido grupo de mascotas junto a esta pregunta: «¿Quieres un casero que no juzgue a tus compañeros de piso?».

Las llamativas ilustraciones de Sam Spratt para StreetEasy, en la que muchos se verán probablemente reflejados, se han adueñado de las vallas publicitarias, la cartelería ubicada en la parte superior de los taxis, los quioscos, las marquesinas de los autobuses y el metro de la Gran Manzana.

 

Con la campaña, que lleva la rúbrica de la agencia Preacher, StreetEasy anima a los neoyorquinos a confiar en su «expertise» en materia inmobiliaria y no cejar en su empeño de encontrar la casa de sus sueños (que puede que sí exista después de todo).

 

El Papa Francisco, con IBM y Microsoft, promueve unos principios que abogan por el uso ético de la IAAnteriorSigueinteLos marketeros mirarán al futuro in-house en este 2020

Noticias recomendadas