Marketing y Publicidad

Sólo los estúpidos se ponen ebrios volante en esta campaña de Volkswagen

Esta campaña de Volkswagen ilustra de modo muy gráfico la soberana estupidez de conducir ebrio

Volkswagen y DDB Argentina han alumbrado una campaña de publicidad gráfica que apuesta por el sentido del humor para alertar de los peligros de conducir ebrio al volante.

En términos generales los anuncios que enfatizan los peligros de ponerse al volante tras haber ingerido alcohol son excepcionalmente sobrios (y hasta lóbregos). Siempre hay, no obstante, alguna excepción a la norma. Y en esta ocasión quien se desmarca de la multitud con algo radicalmente diferente (y también, por qué no, divertido) para ilustrar los riesgos de dejar que el alcohol se apoltrone en el asiento de copiloto es Volkswagen.

El fabricante automovilístico alemán ha lanzado una ingeniosa campaña de publicidad gráfica que, integrada por tres anuncios diferentes, muestras a personas afectadas por diferentes por diferentes grados de ebriedad haciendo cosas realmente estúpidas: arrojándose al vacío sobre un jacuzzi, zambulléndose en un lago helado, y brincando sobre una hoguera.

Con ingenio salpimentado con una pizca de sentido del humor Volkswagen transmite un mensaje muy claro en su campaña: que cuando los efluvios del alcohol se apoderan de nosotros las decisiones que tomamos tienden a ser soberanamente estúpidas (y que ponerse al volante es, por lo tanto, una malísima idea potencialmente mortal).

Las fotografías que Volkswagen utiliza en esta campaña, firmada por DDB Argentina, proceden en realidad de bancos de imágenes: “Tienen el sentido del realismo que necesitábamos y que a veces no resulta tan fácil de retratar”, explica Juan Mesz, director creativo de DDB Argentina, en declaraciones a Muse. “Nos llevó meses encontrar las fotos adecuadas. La búsqueda fue, no obstante, muy divertida”, apostilla.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Outbrain

Xandr

Compartir