líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Esta original campaña nos enseña que incluso un "gilipollas" puede ser un héroe

spotCuando uno observa las primeras imágenes de este spot, nada hace presagiar lo que se avecina.

Y es que el protagonista de la historia Coleman F. Sweeney es, según el propio anuncio, «el mayor gilipollas» de la historia, y él desde luego se encarga de confirmarlo.

Sweeney se burla de los ancianos, se mete con los niños y no respeta a las mujeres. Bebedor, fumador y con un agrio carácter, la vida del protagonista de este spot es de todo menos ejemplar.

Sin embargo, la trama da un giro inesperado cuando el protagonista muere de manera repentina y descubrimos que es donante de órganos.

Así, el mayor gilipollas del mundo se convierte en un auténtico héroe salvando la vida de un padre de familia, de una profesora o de un joven.

Creada por la agencia The Martin Agency, la campaña pretende concienciar al público millennial de la importancia de la donación de órganos para salvar vidas.

http://www.youtube.com/watch?v=TeVLxcekEsw

 

Más de la mitad de la población estadounidense se declara ya adicta a internetAnteriorSigueinte5 acciones marketeras con bots que cambiarán el rumbo de la tecnología

Noticias recomendadas