Publicidad

En esta salvaje (y porcina) campaña de Nissan Picasso es en realidad "Pigcasso"

Nissan ha celebrado recientemente el 60º aniversario de su exitoso modelo Skyline, pero no lo ha hecho ni mucho menos con una fiesta del montón.

Para rendir homenaje al icónico Skyline Nissan hizo lo impensable: contratar los servicios de un cerdo para diseñar (o más bien "pintarrajear") un intrincadísimo y loquísimo recorrido y fichar a continuación a un piloto de primera para completarlo.

El gorrino en cuestión, bautizado muy atinadamente con el nombre de Pigcasso, vive en Sudáfrica y es famoso por tener muy hobby muy poco común entre los miembros de la raza porcina: la pintura.

Gracias a su inusitada afición, el bueno de Pigcasso, que pesa unos 200 kilos, ha copado titulares en casi todos los rincones del planeta.

Que Nissan haya decidido encomendar a un cerdo (por mucho que sea pintor) el diseño de un recorrido automovilístico suena a priori surrealista, pero resulta bastante más comprensible si tenemos en cuenta que el nuevo Skyline viene pertrechado de una tecnología especial (“Direct Adaptive Steering”) que, mediante impulsos eléctricos, facilita al piloto la conducción del vehículo en condiciones particularmente abruptas (y “moviditas”).

Para completar el salvaje recorrido diseñado por Pigcasso Nissan confió en el piloto alemán Michael Krumm, ganador del Campeonato Mundial de GT1 en 2011 y asesor de Nissan Motorsports desde el año 2016.

Según la agencia nipona TBWA\HAKUHODO, la responsable de esta campaña tan “porcina”, Krumm se sentó al volante del nuevo Nissan Skyline sin conocer previamente el endiablado recorrido que tuvo después que completar.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir