Publicidad

Conoce quién es el mejor profesional para representar tu marca

Estas son las claves para elegir el mejor profesional en tu campaña

Un influencer o un prescriptor pueden ser los mejores profesionales a la hora de ser los representantes de tu campaña publicitaria

Estas son las claves para elegir el mejor profesional en tu campaña

La era de la tecnología llegó a nuestras vidas sin avisar con la única intención de mover nuestros cimientos para cambiarlos por otros nuevos. Hemos transformado nuestra forma de comunicarnos, de relacionarnos y de encontrar la información que buscamos, dejándole todo el protagonismo a las redes sociales que entraron en nuestras vidas de forma discreta para acabar dominándola por completo. Ante este nuevo panorama, no es de extrañar que la publicidad se dejara seducir por todo lo nuevo que trajo este cambio de paradigma, reinventándose para encontrar su sitio en la nueva realidad dominante.

Así, si echamos un ojo a cómo ha evolucionado la relación entre el producto y el consumidor, veremos que el cambio más grande se ha producido gracias a la inmediatez y cercanía que nos ha traído las redes sociales.

El nuevo entorno digital ha traído nuevos oficios al sector de la publicidad o el marketing. Uno de ellos es el de Community Manager, el nexo que hay entre el producto y nosotros, y que se encarga de encontrar la mejor forma de conseguir nuestra fidelidad en la marca; es, además, la voz de la empresa, el nuevo CEO que el entorno 2.0 ha creado para la empresa. Pero, además, las redes han cambiado una figura que estaba asociada a la publicidad clásica de toda la vida: del famoso que era contratado por una marca para ser la imagen del producto y representar los valores que se quieren transmitir; de ahí hemos pasado a contar con los influencers. ¿Son los influencers las nuevas celebrities con las que trabajan las marcas? ¿Se han convertido en los nuevos prescriptores?

Influencers

Los influencers son personas que tienen cierta credibilidad en un determinado tema. Son gente que tienen millones de seguidores compuestos por una audiencia muy segmentada, por lo que son muy interesantes para las marcas al poder encontrar con facilidad el público objetivo entre sus fans. Los influencers mueven masas, las masas de las redes sociales, así que si el objetivo es llegar a un gran número de personas elegirlos a ellos será una buena opción para promocionar el producto.

Algunos influencers son especialistas en un producto concreto porque se han especializado en un sector, por ejemplo, la moda. Dentro de este grupo también se encuentran los que pueden hablar con precisión y realizando un análisis exhaustivo sobre un producto, como sucede con algunos bloggers o youtubers especializados en tecnología.

Otros influencers son de influencia más generalista y pueden generar debate comentando cualquier tema sin ser especialistas. Hoy por hoy, podemos encontrar influencers de diferentes tipos, pero podríamos destacar a Lovely Pepa, el alter ego de Alexandra Pereira, una bloggera a la que adoran las marcas de lujo como Marc Jacobs o Tous; otra que triunfa fuera de nuestras fronteras es Sara Escudero, conocida como Collage Vintage, cuya influencia ha llegado a marcas de diferentes tipos, desde Chloe o Lowe a la marca de coches Lexus que invierten en publicidad encubierta pagando viajes de lujo a la bloguera.

Los influencers han ganado popularidad gracias a la llegada de las redes sociales. Pasaron de ser personas anónimas a tener miles de seguidores atraídos por las publicaciones que dejaban en blogs, Instagram o cualquier otra red. Algunos de ellos, incluso, han pasado de ser famosos en el mundo virtual a ser llamados para triunfar fuera de él, como le ha pasado a Álvaro Mel, el salmantino que acumula más de un millón de seguidores y que ha debutado en televisión con la serie La otra mirada; pensar en él como parte del elenco es asegurarse que habrá una buena publicidad en redes sociales y que sus seguidores se convertirán en audiencia.

Prescriptores

Por su lado, los prescriptores son personalidades o entidades que se convierten en portavoz de una marca gracias a la reputación que ya han generado. Entre ellos, podemos encontrar desde medios de comunicación, profesionales reconocidos dentro de una materia o famosos cuya reputación se asemeja a la que quiere transmitir la marca. Hemos visto a Susana Griso como imagen de Actimel representando a un público que se cuida y nadie olvida a Eduard Punset siendo la imagen de Bimbo 100% natural, aportando credibilidad científica a la naturalidad de la que presume el pan. Algunos famosos los hemos visto representando a diferentes marcas: el atractivo y simpático George Clooney fue protagonista de Martini antes de protagonizar las campañas de Nespresso y, en nuestro, país, el carisma de Carlos Sobera se ha paseado por marcas como Danacol y, últimamente, lo hemos visto como nuevo embajador de la sala de juegos de poker y ruleta online 888.

Dependiendo del tipo de campaña y público al que se quiera llegar, será más idóneo contar con un influencer o un prescriptor porque tanto uno como el otro tienen su parte positiva y negativa. El primero, producto del cambio comunicativo que han aportado las redes sociales, tiene a muchos más seguidores que los segundos, por lo que es más fácil y rápido hacer llegar el mensaje de nuestra campaña a un público ya segmentado. Por otro lado, las campañas protagonizadas en los medios digitales muestran con mayor precisión los resultados, por lo que podemos observar con mayor transparencia su eficacia. Pero, sin embargo, los influencers no tienen por qué tener fidelidad a una marca, así que pueden hablar de igual manera de uno u otro producto, lo que puede hacer que los consumidores se fíen menos de ellos. Además, el mundo digital es tan amplio y tan volátil que puedes encontrarte un nuevo influencer cada día y en cada esquina, así que si quieres contar con uno de ellos para tu campaña, lo ideal es que sepas distinguir entre uno de verdad y uno que es un sinvergüenza y te está tomando el pelo.

Por su lado, los prescriptores tienen ya una reputación contrastada que viene por su profesión o sus dotes comunicativas, así que, aunque a priori la campaña llegará a mucho menos cantidad de público, en algunos contextos confiar en ellos para la promoción de tu marca puede dar mejores resultados, ya que llegará al consumidor de una manera más fiable. Esto es debido, en parte, a que la mayoría de los prescriptores no pondrían su imagen a un producto en el que no confiaran, ya que su mala fama, ya sea buena o mala, se asociará a su personalidad. De la misma forma, a veces confiar en un famoso para tu marca puede dar mal resultado si el personaje acaba asociado a valores que pueden perjudicar al producto. Un ejemplo lo tenemos en lo que sucedió con Tiger Woods, imagen de marca de productos como Gillette y Gatorade y que acabaron dándole la espalda tras la salida a

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir