Publicidad

Este anuncio de Pampers ha tenido que ser modificado por su alto contenido emocional

La marca de productos para niños Pampers no ha tenido otro remedio que revisar y cambiar una campaña fuertemente criticada por su contenido emocional.

El anuncio trata el parto prematuro de una manera muy conmovedora, algo que ha provocado la queja de más de un espectador, que aseguran que el anuncio es demasiado fuerte como para soportarlo. De hecho, muchos argumentaron que el anuncio era muy molesto para aquellas parejas que han perdido un bebé prematuro.

Creado por la agencia Saatchi & Saatchi, el polémico anuncio obtuvo un total de 60 quejas, concretamente por el uso de la canción "I'm Coming Home", de Chanele McGuinness, ya que estas personas son conscientes de que sus hijos no lo harán.
Por otro lado, muchos espectadores se quejaron de que se usara un momento tan delicado para promocionar y vender un producto. Por ello, la compañía ha decidido eliminar las letras de las canciones.

Además, Pampers también ha querido aprovechar para recordar y concienciar de la labor que llevan a cabo para ayudar a niños prematuros y enfermos. "Pampers descubrió, gracias a diversas charlas con las familias de estos bebés prematuros, que no habían pañales del tamaño adecuado para estos niños, por lo que decidimos fabricar un pañal más pequeño".

Este anuncio, de hecho, se ha realizado para promover el Preemie Protection Size P3, el pañal más pequeño jamás creado por Pampers, y perfecto para niños prematuros que no encuentran su talla en ninguna otra marca.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir