Marketing y Publicidad

Sixt hace sangre de la destitución del canciller austriaco Sebastian Kurz

Este anuncio de Sixt manda de vacaciones al defenestrado canciller austriaco Sebastian Kurz

Sixt, siempre al quite en lo que a la actualidad política se refiere, ha lanzado un anuncio en el que se mofa del recientemente destituido canciller austriaco Sebastian Kurz.

sixtA diferencia de otras marcas, extraordinariamente cautas (quizás demasiado) en la arena de la política, Sixt no tiene temor alguno de echar sus zarpas publicitarias sobre los políticos, en particular sobre aquellos que se encuentran en apuros.

La última víctima publicitaria de la célebre empresa alemana de alquiler de vehículos es el canciller austriaco Sebastian Kurz, destituido el pasado lunes por el parlamento de su país en una moción de confianza a cuenta del denominado “Ibizagate”.

El origen del escándalo que ha terminado haciendo rodar la cabeza de Kurz es un vídeo grabado con cámara oculta hace dos años en Ibiza en el que el ultraderechista Heinz-Christian Strache (aliado del canciller austriaco en su ejecutivo) ofrecía contratos a la supuesta sobrina de un oligarca ruso a cambio de dinero para su campaña.

Tan cacareado escándalo ya se saldó hace una semana con la dimisión de Strache, del Partido de la Libertad de Austria (FPÖ), como vicecanciller y ahora se cobra también la cabeza de Kurz, líder del Partido Popular Austríaco (ÖVP).

El ÖVP de Kurz y el FPÖ de Strache gobernaban en coalición en Austria desde diciembre de 2017. Y ahora después de que su ejecutivo de coalición haya sido dinamitado, ambos partidos se ven abocados a las elecciones anticipadas.

En el anuncio que Sixt ha tenido a bien dedicar al recientemente descabezado canciller austriaco aparece una imagen de Kurz con el semblante serio junto a un flamante BMW descapotable. Impresionado sobre el anuncio puede leerse la siguiente frase: “Perfecto para las vacaciones de Kurz”. Es más que evidente, que una vez desposeído de su cargo de canciller, al bueno de Kurz no le quedará otra que tomarse unas vacaciones forzosas (si lo hace a bordo de un BMW descapotable es ya otra cuestión).

Cuando Strache se vio abocado a dimitir hace unos días por el “Ibizagate”, Sixt hizo sangre también de su dimisión en un anuncio.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir