Publicidad

Este banco convierte una de sus (aburridas) oficinas en el paraíso gay en la Tierra

bancoEn 2014 los originales (y chillones) cajeros automáticos alumbrados en Sídney (Australia) por Whybin y TBWA para el banco ANZ lograron echarle al guante al codiciado Grand Prix en la categoría Outdoor de Cannes Lions. Pues bien, el dúo responsable de aquellos vistosos cajeros automáticos (dedicados a la mayor gloria de la comunidad LGBT australiana) regresa por todo lo alto al ruedo publicitario y lo hace con una campaña que, como aquella, pasa de todo menos desapercibida.

Para celebrar su décimo aniversario como "partner" del Desfile de Gays y Lesbianas celebrado en Sídney con motivo del "Mardi Gras", ANZ convirtió (con la complicidad de Whybin y TBWA) una de sus oficinas (la ubicada en Oxford Street) en un auténtico templo gay lleno hasta los topes de suntuosas columnas, cachivaches de colorines y estatuas de todas las formas y tamaños.

Tanto se metió ANZ en su papel que durante la celebración del “Mardi Gras” la entidad bancaria decidió rebautizarse a sí misma como “GAYNZ”, un nuevo “branding” que gracias a las redes sociales, y también a unas nuevas tarjetas de visita, se difundió muy pronto como la pólvora entre los ciudadanos de Sídney.

Decidido a transformarse para rendir homenaje a la comunidad LGBT, el banco decidió llevar su cambio (gay) hasta las últimas consecuencias. Y seguro que le cae algún que otro premio en su afán por transformarse de la cabeza a los pies.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir