Publicidad

Este delirante spot tailandés le convencerá de no abusar del alcohol

Este desmadrado spot (regado con litros de pis) le quitará las ganas de abusar del alcohol

La marca tailandesa de ron SangSom ha lanzado un alocadísimo (y algo escatológico) spot para advertir a los más jóvenes de los peligros del alcohol al volante.

sangsomLa publicidad con el último objetivo de alertar al espectador de los peligros de abusar del alcohol (en particular cuando hay que ponerse al volante) están adscritos en términos generales a dos categorías: los sombríos y los deliberadamente tontos.

A esta última categoría se acoge precisamente un nuevo y delirante anuncio de la marca tailandesa de ron SangSom que, aderezado con litros de surrealismo (y también de orín), pone el acento en las situaciones ridículas y surrealistas en las que se ven atrapados quienes pierden el control por culpa del alcohol (y no sólo a la hora de ponerse a los mandos de un vehículo).

El anuncio, filmado como si de un videclip musical se tratara y con la frase “Drink don’t dumb” repetida de manera tan machacona como pegadiza a lo largo de todo el metraje, sigue las andanzas de un grupo de “fiesteros” que totalmente desfasados por culpa de los efluvios alcohólicos cometen todas las tonterías imaginables haciendo todo tipo de actividades: fumando, llamando por teléfono y hasta orinando.

En una de las escenas más alocadas (y escatológicas) que trufan el spot de SangSom un joven que totalmente ebrio descarga su vejiga en un urinario público acaba regando el gaznate con su propia orina. En la escena anterior (no menos repugnante) una joven confunde una letrina como un lavabo y enjuaga su cara con el agua allí depositada.

A pesar de la demencia que lo vertebra, el anuncio de SangSom resulta extraordinariamente tajante en el mensaje que traslada a los jóvenes: el alcohol lleva a hacer cosas totalmente ridículas sobre las que pesan más tarde los remordimientos.

Firmado por la agencia Sour Bangkok, el spot ha sido lanzado con motivo del Festival Songkram, la fiesta tailandesa de año nuevo, en la que los accidentes de tráfico, provocados en su mayoría por la elevada ingesta de alcohol, crecen como la espuma.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir