Publicidad

Este escatológico spot convierte las visitas al retrete en "fragantes" carcajadas

poopourriLa marca de ambientadores para el baño Poo-Pourri es una auténtica maestra alumbrando virales tan malolientes como divertidos. Y su último spot da buena cuenta de la maestría de esta compañía haciendo publicidad deliciosamente escatológica.

El anuncio, cuyo argumento recuerda de alguna manera a la irreverente película La boda de mi mejor amiga, está protagonizado por una joven que acude invitada a una fiesta celebrada en casa de los padres de su novio y a la que su intestino grueso juega una mala pasada.

Las cosas se complican aún más para la joven heroína del anuncio de Poo-Pourri porque el baño que con tantísima urgencia necesita utilizar es un estrechísimo habitáculo (una cabina telefónica en realidad) emplazado junto a la mesa donde tiene lugar la fiesta y donde los invitados disfrutan de un pantagruélico banquete.

¿Qué hacer cuando el intestino grueso no puede esperar y el retrete tiene un emplazamiento tan inoportuno y estrambótico? El anuncio propone tres posibles soluciones al brete en el que se encuentra su protagonista: utilizar ambientador después de visitar el inodoro, evitar el baño y evacuar detrás de unos arbustos y utilizar Poo-Pourri antes de encerrarse en el aseo.

Magistralmente guionizado e interpretado, el spot de Poo-Pourri es tan gracioso (y su vez tan útil) que deja inevitablemente una huella indeleble en la retina del espectador.

Detrás de este aromático anuncio está Number Two Productions, la agencia in-house de la marca estadounidense de ambientadores.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir