Publicidad

Este niño tan marchoso tiene la fórmula perfecta para disfrutar al máximo las vacaciones

niño 300Las vacaciones son sin duda la mejor época del año. Da igual si es Navidad, verano o Semana Santa y, a juzgar por este anuncio, si son organizadas por la compañía Thomas Cook, serán inolvidables o al menos divertidas.

Incluso si no puede disfrutar de tantos días de descanso como le gustaría solo hace falta ver este anuncio para pasárselo en grande, tanto como lo hace el protagonista.

Este spot muestra a un niño acudiendo a una piscina durante sus vacaciones y su entrada es cuanto menos triunfante. Ataviado con una aleta de tiburón en su espalda, el pequeño comienza a bailar con un estilo algo peculiar pero de lo más gracioso.

La idea es simple pero quizá ahí resida la originalidad y el éxito de la campaña. En tan solo un minuto es capaz de transmitir la frescura y naturalidad propias de un niño y la familiaridad propia de las vacaciones.

Aunque su eslogan, "Be Bold" no muestra ninguna vinculación clara con la marca de viajes, el objetivo es claro. Se trata de un mensaje para las familias que desean que sus hijos pasen unas divertidas vacaciones pero también de una apelación al niño que todos llevamos dentro.

Una campaña inteligente y sencilla que consigue hacernos pasar un rato realmente divertido.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir