Publicidad

Calvin Klein fija la mirada en lo que sucede después del coito en este anuncio

Este spot de Calvin Klein se olvida del sexo para poner el foco en sus (dulces) consecuencias

La publicidad de Calvin Klein se ha ganado la fama de ser uña y carne con el sexo (que explota hasta límites insospechados en sus anuncios). Sin embargo, en un nuevo spot para el perfume Eternity la marca estadounidense fija la mirada en algo completamente diferente (e inesperado).

En el spot, filmado en blanco y negro y dirigido por Cary Fukunaga, el actor Jake Gyllenhaal (que también ejerce de productor del anuncio) se mete en la piel de un amoroso padre de familia.

Mientras su voz en off recita el famoso poema “I carry your heart with me” de E.E. Cummings, el espectador ve al bueno de Gyllenhaal retozando el sofá con su pareja (interpretada por la modelo Liya Kebede) y su hija, con quien se deshace en innumerables mimos.

Sazonado con decenas de sonrisas, abrazos y caricias, el nuevo anuncio de Calvin Klein es poesía en estado puro. Gyllenhaal y la que interpreta a su pareja se turnan recitando emotivas estrofas de Cumming a su pequeña, que recibe tantísimo derroche de poesía con toneladas de dulzura.

Al final, y para recordar al espectador la fragancia de la que es portadora tan fotogénica familia, aparecen imágenes de las fragancias Eternity y Eternity for Men.

Con este spot Calvin Klein se desmarca de la publicidad (rebosante de tensión sexual) que ha caracterizado siempre a la marca para poner el foco en lo que sucede después del coito (y no antes de la cópula).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir