líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cuatro anuncios en uno: así es el spot de Heinz para la Super Bowl

Este spot de Heinz narra cuatro historias a la vez (y necesitará ocho ojos para descifrarlo)

En el spot de Heinz para la Super Bowl la pantalla está dividida en cuatro partes y en cada una de ellas se desarrolla una historia diferente. Todas las historias tienen, sin embargo, algo en común.

heinzHeinz participará este año en la Super Bowl con un spot (único en su género) que narra cuatro historias (más o menos abracadabrantes) de manera simultánea. Aun así, las cuatro narraciones tienen todas algo en común: que el kétchup está invariablemente presente en cada una de ellas.

El nuevo y singular spot de Heinz se reproduce en una pantalla dividida en cuatro partes. En la parte superior izquierda de la pantalla la historia se desarrolla en un restaurante (de naturaleza bastante horripilante) donde el único comensal parece ser un payaso con cara de malas pulgas.

En el margen superior derecho de la pantalla un adolescente conoce a los padres (aparentemente maléficos) de su novia.

La tercera historia pivota en torno a una familia que su muda a una mansión aparentemente encantada. Y la cuarta y última historia, la que se abre paso en la parte inferior derecha de la pantalla, acapara todos los focos una suerte de festival gastronómico de viandas alienígenas.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Llega un momento en que la icónica botella de kétchup de la marca Heinz (presente en las cuatro narraciones) convergen en el centro de la pantalla mientras se escuchan de fondo los optimistas acordes de la canción «I’ll Be There» (como para tranquilizar tanto a los protagonistas como a los amedrentados espectadores del anuncio).

Para comprender adecuadamente las cuatro historias que se cuentan al alimón en el spot hay lógicamente que visionar el anuncio varias veces.

En los sucesivos visionados del spot el espectador se percatará de que, más allá del kétchup de Heinz, en el spot hay «cameos» de más productos de la compañía agroalimentaria estadounidense.

Con el spot, de 30 segundos de duración, Heinz trata de convencer al espectador de que sus productos pueden trocar en buena casi cualquier situación.

Detrás del anuncio de Heinz para la Super Bowl, inspirado en situaciones reales pese a su «look & feel» marcadamente terrorífico, están la agencia Wieden + Kennedy Nueva York y el director Roman Coppola (hijo del legendario cineasta Francis Ford Coppola).

 

David Feito se incorpora al equipo de Planning de McCannAnteriorSigueinteRakuten, Bwin y Santander, las tres marcas que más asocian los consumidores al deporte

Contenido patrocinado