Publicidad

Este verano la publicidad llega hasta los ceniceros de la playa

El Ayuntamiento de Málaga repartirá ceniceros desechables con publicidad incorporada en distintas playas de la capital, tras un acuerdo alcanzado con la empresa Ecolilla. Con este programa se busca, al mismo tiempo, concienciar a la ciudadanía de la necesidad de no arrojar desechos de pequeño tamaño al suelo. Esta iniciativa sostenible, que ha sido presentada esta semana por la concejala del área de playas, Teresa Porras, y el responsable de la empresa, Víctor Ramos, ha sido ideada por tres jóvenes emprendedores: Víctor Ramos Sánchez, Jorge Pérez-Bermúdez Leal y Raúl Cacabelos Salgueiro.

En concreto, Ecolilla es "un sencillo y novedoso" soporte publicitario basado en un cenicero de papel ecológico y reciclable, que incorpora un folleto publicitario desprendible en el que se pueden ubicar ofertas, promociones o simple información para que el usuario lo pueda guardar y hacer un uso posterior del mismo.

Según un informe presentado por la empresa Ecolilla, una sola colilla contamina ocho litros de agua, ya que, a pesar de su apariencia, los filtros no son biodegradables, sino que están fabricados con acetato de celulosa, el cual tarda "bastante" tiempo en degradarse. En este sentido, han indicado que "algunas fuentes" apuntan a que pueden pasar desde meses hasta 10 años.

Además, se ha calculado que el 50% de los cigarros consumidos se fuma en el exterior, de los que el 59% se tira al suelo en vez de a un cenicero o papelera. Esta proporción sería la que está acabando en el suelo, que supondría unas 4.000 millones de colillas. En este sentido, un estudio realizado por la Universidad Politécnica de Cataluña concluye que, ahora, los mayores focos de suciedad por acumulación de colillas se encuentran en las aceras de las calles con más empresas.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

EVO Banco

Podcast

Atres

Compartir