Publicidad

En estos delirantes spots de Canal+ hay porno (y del duro), pero "interruptus"

porno¿Anunciar películas porno con sexo puro y duro? Para la agencia parisina BETC rebajarse a un truco tan burdo sería definitivamente caer demasiado bajo. Por eso, y para promocionar (con algo de decoro) los canales pornográficos de Canal+, uno de los clientes con más pedigrí de la agencia gala, BETC ha echado mano de una triquiñuela muy ingeniosa.

En su última acción publicitaria el exitoso tándem formado por BETC y Canal+, merecedor de decenas de premios en festivales internacionales de publicidad por aclamadísimas campañas como “The Bear”, ha decidido mofarse abiertamente del porno para vender las bondades de los canales especializados en este género cinematográfico.

La nueva campaña de BETC y Canal+ está integrada por cuatro spots en los que varios actores y actrices porno se quedan huérfanos de pareja de fornicio y se ven obligados a alcanzar el clímax sexual en solitario.

Con esta singular acción publicitaria, no exenta de lascivia (y de varios centímetros de piel desnuda), Canal+ pretende subrayar una idea: que lo mejor del porno se ha mudado a sus diferentes canales pornográficos (Penthouse, XXL, Dorcel TV y Pink) y que es imposible, por lo tanto, de encontrar en otra parte.

Un “microsite” (bastante más impúdico que los spots) pone la guinda del pastel a la nueva (y lujuriosa) “criatura” publicitaria de BETC y Canal+.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir