Marketing y Publicidad

No es no y esta campaña lo deja más claro que el agua

Estos provocativos anuncios recuerdan que la ropa sugerente no es sinónimo de consentimiento

En la campaña "This Is Not Consent" HandsAway se vale de imágenes provocativas para dejar claro que la ropa sexy no es en modo alguno una invitación al acoso sexual.

consentimientoEl consentimiento en las relaciones sexuales, antaño cubierto por la espesa neblina de los malentendidos, no admite ningún género de duda en la era #MeToo (no debería admitirla al menos). Aun así, y para dejar claro que no es no (por si a algunos no se habían percatado de ello), HandsAway, una app que permite a las mujeres denunciar agresiones sexuales en tiempo real, ha lanzado una campaña que trata de apuntalar el consentimiento en aquellos que no lo tienen aún firmemente anclado en su cabeza.

La campaña, que lleva por título "This Is Not Consent", echa raíces en un inquietante dato: que el 86% de las mujeres asegura haber sido víctima de alguna forma de acoso sexual en la calle.

Los vibrantes anuncios que integran la campaña de HandsAway llevan la rúbrica de la fotógrafa estadounidense Shelby Duncan, creadora del proyecto fotográfico "Wild Things".

En los anuncios copan todos los focos mujeres retratadas en poses que a bote pronto podrían ser calificadas de "provocativas". No en vano, en algunos de los anuncios están en primer plano partes de la anatomía femenina como el trasero, el pecho o las piernas. Y todos los anuncios van acompañados invariablemente de idéntica frase: "This Is Not Consent".

Con su campaña HandsAway trata de hacer algo menos traumático para las mujeres el acto de denunciar que han sido acosadas sexualmente, que no pocas obvian por temor a sentirse culpables y a ser colmadas de miradas preñadas de reproche.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en Reino Unido por The Independent, el 41% de las mujeres siente que llevar ropa sensual y reveladora invita de alguna manera al cortejo (y en último término a las relaciones sexuales no consentidas).

"This Is Not Consent" intenta zafar a las mujeres de su sentimiento de culpa dejando claro que, independientemente de la ropa que lleven puesta, el atuendo no es en modo alguno una invitación al acoso sexual.

La nueva campaña de HeadsAway es deudora en buena medida de un proyecto de la fotógrafa belga Charlotte Abramow, que en 2018 alumbró una pieza similar bautizada igualmente con el nombre de "This Is Not Consent". La fotografía de Abramow terminó utilizándose como material promocional para la exposición "The Female Lens" en la Galería Richard Taittinger.

Firma la última y poderosa campaña de HandsAway la agencia francesa TBWA\París.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir