Publicidad

Estos son los principales retos a los que se enfrenta el sector respecto al fraude en publicidad digital

fraude publicidad digital onlineAunque el fraude en la publicidad digital es algo relativamente nuevo, se trata de algo que cada vez preocupa más al sector, sobre todo si tenemos en cuenta que hay estudios que cifran en en un 50% o 60% la cuota de publicidad sospechosa

Para hacer frente a este tipo de fraude que está impactando fuertemente a en toda industria de la publicidad en su conjunto es importante que todos los jugadores del mercado se comprometan a trabajar y construir un amplio consenso para hacer frente a este problema.

Por ello, para abordar este incipiente problema, IAB y JICWEBS organizaron un encuentro el pasado diciembre en Reino Unido en el que se reunieron por primera vez a sus miembros y proveedores de tecnología para tratar medidas contra el fraude, con el fin de identificar el alcance del fraude digital en el país. Tras este, también se organizó una segunda reunión en enero y un grupo de trabajo contra el fraude que funcionará bajo la batuta de JICWEBS.

Una de las primeras tareas del grupo será ofrecer una serie de recomendaciones para los compradores y vendedores de los medios digitales sobre la mejor manera de abordar el fraude. Dado que su objetivo es el de asesorar a empresas de diferentes partes del ecosistema digital, estas directrices deben ser realistas y sensibles a las necesidades de los distintos negocios.

Al igual que con la Digital Trading Standards Group (DTSG) que asesora a la industria en materia de seguridad y visibilidad, una de las recomendaciones será que hagan auditorías para demostrar que pueden minimizar los efectos del fraude de la publicidad y que cuentan con herramientas tecnológicas enfocadas a hacer frente a la mala colocación de anuncios, tanto en el lado de la compra como en el de la venta.

Pero en el fraude de la publicidad online, se necesitan auditoría más estricta que demuestren a los anunciantes que las empresas han tratado el tema, y a cambio, las empresas podrán tener una acreditación reconocida por la industria para demostrar que han cumplido con los requisitos mínimos de lucha contra el fraude, y por lo tanto, ganarse la confianza de la industria de la publicidad en general.

Dado que el fraude en publicidad digital es un tema muy reciente, la formación sobre este área es clave para poder progresar. Es necesario investigar más sobre cómo combatir el fraude. En este sentido, el recién formado grupo de trabajo ha anunciado que invertirá en un laboratorio de lucha contra el fraude para llevar a cabo la investigación y el desarrollo integral que ayudará a dar con destacadas soluciones antifraude en la industria de la publicidad.

Aunque todavía queda mucho camino por recorrer, sin duda esta iniciativa supone un paso positivo hacia adelante en el tratamiento del fraude en los anuncios y en la formación a los anunciantes y editores sobre este tema. Además, servirá para demostrar que los proveedores de tecnología de anuncios pueden trabajar eficazmente y en colaboración para resolver los problemas que afectan al sector.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir