líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Estos spots filipinos de pollo frito le pondrán la piel de gallina (y le harán llorar a mares)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El pollo frito no es un producto que destile emoción por los cuatro costados precisamente. Sin embargo, la cadena filipina de comida rápida Jollibee se las ha ingeniado para convertir este sabroso y aparentemente insensible producto en el alimento más sensiblero (y «llorón») del mundo.

Para celebrar San Valentín por todo lo alto, Jollibee se han descolgado recientemente con una campaña integrada por varios virales que celebran, con muchas lágrimas de por medio, el amor en todas formas (el no correspondido, el que se prolonga en el tiempo y el aniquilado por la tragedia).

Inspirados en historias reales de sus propios clientes, los spots de Jollibee están pertrechados de inesperados (y a veces tristes) vueltas de tuerca.

Uno de los anuncios es, por ejemplo, una demoledora reflexión sobre la familia, el amor y la pérdida. En otro spot un estudiante sorprende a su amada con románticas adheridas a hamburguesas, mientras que un tercer anuncio relata la conmovedora historia de amor de una pareja que está a punto de contraer matrimonio y que rememora cómo surgió entre ellos la chispa gracias al pollo frito.

Esta campaña, que seguro que afloja las glándulas lagrimales de más de uno y a más de una, lleva la firma de la agencia McCann Worldgroup Filipinas.

 

¿Cómo explotar su base de datos?AnteriorSigueinteLos datos, la base piramidal de la mayoría de las empresas

Contenido patrocinado