Publicidad

¿Éxito en publicidad? Tome nota: nuestro cerebro quiere que le cuente una historia #NMWF

neuroHoy se pone fin al Neuromarketing World Forum. Tres días en los que expertos y profesionales en la materia se han dado cita en la ciudad de Barcelona para conocer un poco mejor cómo funciona nuestro cerebro y, por ende, nuestros comportamientos y hábitos como consumidores.

El día de hoy se enmarca dentro de un interesante claim: neuro ingredientes para conseguir el éxito en publicidad. La primera de las ponencias ha sido la ofrecida por Sarah Walker, global neuroscience practice director de Millward Brown. En su presentación ha explicado la efectiva relación que puede llegar a producirse entre la neurociencia y el storytelling.

Entender cómo el cerebro procesa las historias y cómo esto puede ayudar a las marcas es vital en el panorama actual con la vista puesta en maximizar el recuerdo de las campañas publicitarias.

“No queremos más datos para dar mejores recomendaciones. Ya no hacemos el copytext sin neurociencia porque es un área muy importante para nosotros. Queremos integrar las mejores fuentes de información que podamos. La neurociencia se ha convertido en una parte muy importante de todas las pruebas que hacemos” ha contextualizado.

“Los buenos anuncios tienen niños, bebés, animales y una música alegre. Sí utilizas estos elementos tienes que tener un buen resultado”, ha explicado para presentar un estudio sobre el papel de la narrativa en las historias. Una de las cosas más llamativas en el uso de los códigos faciales es que si presentas una historia que se va desarrollando a lo largo del anuncio, se registran un mayor número de acciones.

“Lo primero es determinar que es una historia. Pensamos que un historia es una sucesión de acontecimientos encadenados en el tiempo con un enlace de causalidad” ha afirmado señalando que “las historias captan la atención de la gente, generaron más emoción”.

Ha recalcado que las historias se han convertido en uno de los mejores vehículos para transmitir un mensaje provocando una emoción. Los anuncios con historias generan una mayor fluctuación de emociones en los usuarios que los que no contaban con una. "Es muy importante que la gente experimente un viaje emocional a través de la publicidad".

Las historias nos dan la oportunidad de relacionar nuestra marca con ciertos valores, aportar unas claves con las que el consumidor nos puede identificar  pero esto no asegura el impacto ni la persuasión. "Los que tienen historias parecen poco creíbles porque la historia por sí sola, no dice nada. Hay que hacer que la marca tenga un papel muy creíble en la historia sí queremos alcanzar la persuasión" ha concluido señalando que es necesario preguntarse sí la marca es creíble y conduce a los usuarios hacia el  objetivo de la marca pudiendo determinar la neurociencia si el trabajo ha sido efectivo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir