Publicidad

La brecha salarial, protagonista de este anuncio de Forbes

Forbes intenta resquebrajar el techo de cristal en este emotivo spot argentino

Forbes acaba de lanzar en Argentina un anuncio en el que rompe una lanza por el resquebrajamiento del techo de cristal en el universo laboral.

techo de cristalQue entre hombres y mujeres existe una profunda brecha salarial es un secreto a voces. Que este tema, el techo de cristal, no es tan soslayado como solía serlo antaño es también una realidad más que palpable. De ello da cuenta, por ejemplo, "My Name", el último y emotivo anuncio lanzado por la revista Forbes en Argentina.

El spot, cuyo último objetivo es promocionar el congreso Forbes Women Power Summit, pone el foco en una chica que narra una desgarradora historia sobre la manera en que su nombre ha sido para ella motivo de embarazo, acoso, aislamiento y relaciones abocadas al fracaso.

Cuando la protagonista dice “Hola, mi nombre es John”, el espectador comprende por fin el porqué del punzante pesar que corroe por dentro a la protagonista. A continuación, aparece sobreimpresionada en pantalla la siguiente frase: “Hay más CEOs llamados John que mujeres CEOs”.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

La historia que halla cobijo en el spot es una metáfora del techo de cristal con el que muchas mujeres se topan de bruces en su lugar de trabajo, donde las madres trabajadoras son sistemáticamente discriminadas y los estereotipos alejan a las féminas de cargos directivos y de sueldos a la altura de los que perciben los hombres.

El anuncio finaliza apelando al espectador a poner su granito para hacer añicos el techo de cristal y a asistir al evento Forbes Women Power Summit, cuyo último objetivo es reconocer el impacto y el valor añadido que aportan las mujeres al mundo de los negocios y al desarrollo económico de Argentina.

La agencia Havas Buenos Aires rubrica el nuevo y emocional spot de Forbes en Argentina.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir