líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Gamificación, feedback y buenos resultados

Gamificación, una técnica de marketing en auge

Redacción

Escrito por Redacción

Un técnica de marketing para que los clientes pasen un buen rato y se entretengan en una web es con promociones de gamificación.

Uno de los objetivos principales en cualquier campaña de promociones al consumidor debe ser, por supuesto, dar a conocer las ofertas y novedades a su público objetivo para aumentar las ventas, fortalecer la fidelización de los clientes habituales y consolidar la imagen de marca. Por supuesto, estas metas serán mucho más alcanzables si se diseñan promociones que vayan más allá de simplemente anunciar un producto y conseguir impactar en el cliente potencial, alcanzándole por varias vías y con acciones dinámicas y diferentes que le mantengan enganchado a la comunicación.

Y en este sentido, no hay nada más eficaz para alcanzar estos objetivos haciendo que los clientes pasen un buen rato y se entretengan con las promociones basadas en gamificación, es decir, usar técnicas del juego para aprender y retener información. Está demostrado que el cerebro humano tiende a aprender y retener mejor el conocimiento y las experiencias si éstas se han vivido desde una perspectiva lúdica o entretenida, algo que podemos aplicar tanto en la formación, campo donde originalmente nació la gamificación, como en el marketing.

Pero al igual que existen muchos tipos de juegos, también hay muchas formas de aplicar el gaming en las campañas promocionales. Desde aplicar sorteos masivos entre los clientes, juegos de momento ganador como la ruleta de la suerte o los rasca y gana… La elección, en la mayoría de los casos, dependerá de cada marca y tipo de cliente. Como en cualquier otra campaña de marketing, es importante construir una estrategia previa para asegurar el éxito de la acción:

  • Definir bien los objetivos. Al igual que cualquier otra campaña de marketing, las promociones con gamificación pueden tener muchos objetivos además del de incrementar las ventas. Un ejemplo de ello son las encuestas de satisfacción con las que se conoce la opinión de los clientes o se genera engagement con los follorwers de las redes sociales. Por ello, antes de elegir el juego es necesario establecer claramente qué es lo que se quiere conseguir con ello.
  • Ofrecer premios tentadores. Muchos juegos tienen una recompensa atractiva para los ganadores, y esto no es una excepción en la gamificación. De hecho, es muy importante, porque un premio importante motivará más a los clientes a participar en los juegos. Y, ¿cuál es la recompensa que mejor funciona? No existe una respuesta acertada, depende, como todo, de la marca y los clientes. Los más comunes suelen ser descuentos o muestras de producto gratuito, pero también se pueden ofrecer regalos como un acceso a un programa de fidelización basado en puntos, o la posibilidad de disfrutar una experiencia exclusiva.
  • Elegir un juego sencillo y atractivo. Una vez establecidos los objetivos y el premio que se quiere otorgar queda uno de los pasos más difíciles en cualquier estrategia de gamificación: seleccionar el juego. Existen varias opciones disponibles por lo que, para facilitar la elección, apuesta siempre por las dinámicas sencillas y atractivas, ya que a los clientes no les gusta perder el tiempo en leer reglas de juego extensas y complicadas.
  • Tener en cuenta el feedback y los resultados. En cualquier campaña de marketing, se deben monitorizar los datos finales para saber si ha funcionado o no. Pero en el caso de la gamificación los resultados solo pueden conocerse a largo plazo, por lo que se debe ser paciente. Mientras tanto, se puede trabajar en conseguir feedback de forma diaria por parte de los clientes, esto ayudará a reforzar o corregir aspectos de la campaña durante el tiempo que dure la acción. 

 

Vodafone Irlanda llega al corazón de los espectadores con su nueva campañaAnteriorSigueinteInterpublic anuncia un crecimiento orgánico de sus ingresos de casi un 8%

Contenido patrocinado