líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un gato con alma de perro da cuenta de sus asombrosas habilidades caninas en este spot de Chevrolet

Marketing y PublicidadFotograma del último spot de Chevrolet Silverado

Este spot de Chevrolet lo protagoniza un gato muy perruno

Un gato con alma de perro da cuenta de sus asombrosas habilidades caninas en este spot de Chevrolet

Walter, un gato con asombrosas habilidades perrunas, protagoniza auténticas proezas en el último spot de Chevrolet.

Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, pero a quienes se les llena la boca con esta frase no conocen probablemente a Walter, el increíble minino que protagoniza el último spot de Chevrolet.

En el anuncio el bueno de Walter emprende todo tipo de aventuras que les estarían a priori vetadas en calidad de minino. Asusta a un par de felinos encaramados a la copa de un árbol, juega con pelotas de tenis y hasta pastorea vacas.

Walter culmina su amplísima pléyade de habilidades perrunas zambulléndose en un río para recoger el palo que le ha arrojado previamente su dueño.

Ante semejante espectáculo, un desconocido que pesca en el río le espeta al amo de Walter lo increíble que resulta lo que acaban de contemplar sus ojos. Sin embargo, el dueño del gato cree que el desconocido se refiere a la parte trasera multiflexible de su flamante Chevrolet Silverado y desdeña los fenomenales superpoderes perrunos de su minino (como si fueran más bien mediocres comparados con su vehículo).

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Con su nuevo anuncio, rubricado por la agencia Commonwealth/McCann, la productora O Positive y el director Jim Jenkins, Chevrolet pretende dar una vuelta de tuerca a la trillada fórmula del hombre, la furgoneta y el perro que se repite en tantísimos anuncios de automóviles.

El tema folk «Big Rock Candy Mountain», popularizado allá por 1928 por Henry McClintock, pone el perfecto contrapunto sonoro a lo último de Chevrolet.

La marca ha emitido este y otros dos spots en las pausas publicitarias de las retransmisiones de los Juegos Olímpicos de Tokio en la NBC. Teniendo en cuenta que la capital del Sol Naciente ha sido testigo en los últimos días de auténticas proezas, Chevrolet ha querido que el protagonista de su spot sea también un auténtico atleta, felino en este caso, pero no por ello digno de miradas menos preñadas de admiración que los deportistas de Tokio 2020.

Aunque el spot recurrió a la animación para ribetear de mayor heroicidad las aventuras de Walter, lo cierto es que en la filmación se utilizaron 81 gatos similares entre sí (que fueron por supuesto colmados de mimos durante el rodaje).

 

Vallas publicitarias en el espacio, la última "marcianada" del terrícola Elon MuskAnteriorSigueinteLa cirugía plástica, algo más que un capricho estético

Noticias recomendadas