Publicidad

El consumidor está (prácticamente) resignado a ver anuncios en TV

La gente no le hace ascos a ver anuncios en TV (en determinadas circunstancias)

Tanto en la televisión lineal como en la televisión bajo demanda la mayor parte de los consumidores cree que es completamente razonable ver anuncios a cambio de contenido exento de costes.

tvLa manera en que la gente se aproxima al consumo mediático ha cambiado sustancialmente en el transcurso de la última década. La entrada en escena de los dispositivos móviles y las plataformas de vídeo en streaming han metamorfoseado radicalmente el consumo de medios y han deslustrado inevitablemente al que tiene la vitola de medio rey: la televisión.

Hay, sin embargo, una cosa que no ha cambiado. Y es la resignación de los consumidores a ser confrontados con publicidad a cambio de tener acceso gratuito a determinados contenidos. Pese a que mucha gente no puede reprimir una mueca de disgusto cuando la publicidad sale a su paso, la mayor parte de los consumidores acepta de buen grado los anuncios como parte de la transacción para poder beneficiarse gratuitamente de los contenidos emanados de la industria del entretenimiento.

Esta es una de las conclusiones que se desprenden de un reciente estudio de la empresa de investigación de mercados YouGov. El informe, con el foco puesto en la actitud de la audiencia hacia los anuncios en televisión, dividió a los participantes en dos grupos: uno involucrado en el visionado de contenidos procedentes televisión lineal y otro en el visionado de contenidos bajo demanda.

La mayor parte de los participantes de ambos grupos (el 70% del primer grupo y el 67% del segundo) cree que es completamente razonable ver anuncios a cambio de contenido exento de costes.

De todos modos, si la publicidad mejora desde el punto de vista del targeting, su aceptación entre la audiencia es susceptible también de pegar el estirón.

El estudio de YouGov pone, por otra parte, de manifiesto que entre los espectadores de la televisión lineal y los que consumen televisión bajo demanda hay unas cuantas diferencias sustanciales.

Los televidentes del segundo grupo están en términos generales más prestos a desconfiar de los anuncios y también a silenciarlos.

Así y todo, los consumidores que ven contenidos televisivos bajo demanda están también más predispuestos a interactuar con la publicidad (la que echa anclas en los social media). Y están asimismo más inclinados a calificar de justo el visionado de anuncios a cambio de contenidos gratuitos (también en las plataformas 2.0).

Por otra parte, el porcentaje de consumidores que declaran disfrutar realmente del visionado de anuncios televisivos es mayor entre los espectadores de la televisión lineal que entre los de la televisión bajo demanda.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir