Publicidad

El gobierno estadounidense quiere recuperar el dinero que invirtió en patrocinar a Lance Armstrong

Lance ArmstrongEn 2012 el exciclista Lance Armstrong se vio inmerso en un proceso que le llevó a perder prácticamente todo lo que tenía y a convertirse en una vergüenza para el mundo del deporte. Pero parece que la pesadilla del estadounidense aún está lejos de acabar.

Ahora el gobierno de Estados Unidos acaba de solicitar a la Universidad de Indiana los informes médicos de Lance Armstrong relativos a su tratamiento contra el cáncer de testículos que padeció a finales de los noventa para averiguar si los médicos que le trataban conocían que se dopaba.

La petición forma parte de la demanda del gobierno estadounidense para recuperar los millones de dólares que invirtió en patrocinar el equipo del exciclista, US Postal Service. Las sanciones podrían acercarse a los 100 millones de dólares.

Los abogados de Armstrong han pedido al juez que bloquee la petición, alegando que se trata de una violación de la privacidad y que Armstrong confesó en 2013 que se dopó para ganar el Tour de Francia siete veces. “Esos documentos son irrelevantes para el objeto de este litigio y la petición no es más que un intento de hostigar a Armstrong, causar demoras innecesarias, y aumentar innecesariamente el coste de este litigio”, escribieron los abogados de Armstrong.

Además, el gobierno también ha citado a antiguos patrocinadores de Armstrong, como Nike, Trek Bicycle, Giro Sport Design, o Discovery Communications. Las citaciones no mencionan a ningún trabajador en concreto, sino que se les permite elegir a una persona conocedora del asunto para discutir los acuerdos del patrocinio y si alguna de las empresas era consciente de que Armstrong se dopaba.

La investigación se remonta a 2005, cuando Betsy Andreu, esposa del excompañero de equipo de Armstrong, Frankie Andreu, testificó en un caso de arbitraje que estaba en una habitación de hospital con Armstrong y otras personas cuando oyó al ciclista decirle a los médicos que había tomado esteroides y que había realizado transfusiones de sangre.

Armstrong negó rotundamente que la conversación tuviera lugar, pero la afirmación de Andreu fue una de las acusaciones clave de dopaje que se arremolinaron en torno a Armstrong durante años. La mujer repitió la historia en una declaración jurada ante la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) para la investigación de 2012 que expuso el dopaje del exciclista Armstrong y los abogados de Armstrong alegaron que en ese momento se estaba recuperando de una cirugía cerebral y que no recordaba la conversación.

Otras de las personas que estaban en la habitación, como Frankie Andreu o Stephanie McIlvain -representante de Oakley, ex patrocinador de Armstrong- ya han declarado, mientras que Betsy Andreu insistió en que siempre ha dicho la verdad y que el acceso a los informes médicos por parte del gobierno lo demostraría. “Mi historia no ha cambiado nunca. La suya sí”, dijo Andreu. “¿Quién puede creerle?”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir