Publicidad

Gracenote Ad, la plataforma con la que ver publicidad en televisión ya no volverá a ser lo mismo

De la personalización de la oferta de música a la personalización de los anuncios publicitarios. ¿Imagina que en su televisión sólo aparecieran anuncios que le interesaran? Nada de spots irrelevantes que desencadenan un tedioso proceso de zapping por todos los canales. Con esta idea en la mente, la empresa Gracenote, conocida por sus servicios en la industria de la música, ha presentado su nueva plataforma Gracenote Ad, que pretende hacer con la publicidad lo que en su día ya consiguió con la música, tal y como explica el portal Alt1040.

La compañía, que trabaja en los entornos de iTunes, Google, Amazon o Spotify, desarrolló un sistema por el que, a través del reconocimiento de pistas musicales y el almacenamiento de los perfiles de los usuarios, ofrece a estos un decálogo de canciones acorde a sus gustos particulares. Pues bien, la empresa ha decidido que es capaz de aplicar esta misma dinámica al mercado televisivo de la publicidad y que es capaz de hacerlo con éxito.

Así lo explicó Stephen White, presidente de Gracenote, que para demostrarlo, seleccionó dos perfiles de dos usuarios hipotéticos y mostró los resultados paralelos en dos pantallas situadas una junto a otra. Para un posible espectador masculino de 40 años y clase media-alta, la aplicación seleccionó el anuncio de un coche Honda, mientras que para un perfil joven, femenino y de clase media, el anuncio elegido fue unos vaqueros de la marca Levi.

White admitió que esta aplicación conllevaba una fuerte inversión, pero que los ingresos podrían ser mucho mayores al focalizar los anuncios hacia su público objetivo real, al que además permitirán seleccionar su propio perfil en función de sus intereses en cada momento.

A partir de 2013 comenzarán a lanzarse versiones beta de prueba gracias a la colaboración de algunos fabricantes de televisiones que, como Grancenote, ven en esta nueva aplicación una oportunidad de revolucionar el mercado publicitario y la forma en que se miden los resultados, ya que al tener que segmentar a los espectadores, la medición de los éxitos de los anuncios será más concreta.

La compañía también barajó la posibilidad de evitar a los espectadores las molestas pausas publicitarias, sustituyéndolas, por ejemplo, por fotografías del usuario a cambio de una módica cuota mensual. Esta idea, sin embargo, tiene dos inconvenientes. Primero, los espectadores no quieren ver anuncios porque interrumpen la película o serie que están viendo; sus propias fotografías también serían una interrupción. Y segundo, el objetivo de la publicidad es básicamente el de llegar a la gente y generar en ellos un deseo de compra. ¿Qué sentido tiene darles la opción de que los anuncios no lleguen a ellos?

Aunque esta última idea aún necesite ser perfilada, lo cierto es que Gracenote ha abierto la caja de pandora de la publicidad. Puede que estemos ante el culmen de las estrategias de personalización de contenidos, y el mercado publicitario parece ser el abanderado de esta revolución.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir