Publicidad

Cómo hacerle una burla a la censura gráfica de la manera más inocente

censura1La agencia Mortierbrigade, con sede en Bruselas, ha lanzado una campaña bastante atrevida –sólo para los más avispados – para promocionar en la revista belga Humo una serie de libros eróticos (editados por la propia publicación).

Se trata de una revista particularmente conocida por su tono satírico y lo que ha pretendido conseguir con esta campaña gráfica es una burla a la censura presente en su propio medio.

censura2

Los juegos visuales se han realizado teniendo en cuenta las demás publicidades que se iban a incluir, consiguiendo que inofensivamente se consigan combinaciones ante todo atrevidas que podrían sutilmente pasar desapercibidas.

censura3

No se trata de una sola pieza gráfica, sino que hábilmente han sido colocadas distintas imágenes por toda la revista, consiguiendo la retención de la atención del lector y empezando un pequeño juego de búsqueda de éstas.

censura4

Esta campaña va a juego con la propia línea de la revista, la cual comenzó a comercializarse en 1936 y que a día de hoy cuenta con una tirada de alrededor de 150.000 ejemplares.

censura5

Se trata al fin y al cabo de una inteligente campaña de marketing que demuestra cómo una publicación podría evitar potencialmente la censura de manera inocente.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir