Publicidad

El consumidor comienza a hartarse de la publicidad sobre el coronavirus

El hastío del coronavirus hace mella en el consumidor (también en clave publicitaria)

El 45% de los consumidores desea que la normalidad regrese a los anuncios. Y el apoyo a la publicidad sobre el coronavirus cae del 19% al 12% en el transcurso de la última semana.

coronavirus

Autor de la imagen: Erhan Cirak y Ethem Onur Bilgiç

La vida del consumidor orbita en torno al coronavirus desde mediados de marzo. Y aunque la preocupación sobre la enfermedad sigue baqueteando con fuerza al consumidor, en éste se aprecian ya los primeros síntomas de agotamiento, un agotamiento que se aprecia también en su percepción de la publicidad, a la que la gente reclama cada vez más normalidad. Estas son algunas de las conclusiones de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por Havas Media.

De acuerdo con el informe, el interés del consumidor por el abundante torrente informativo emanado del COVID-19 ha caído de manera significativa en los últimos días. Cuando se inició la pandemia, el 17% de los consumidores confesaba buscar información sobre la enfermedad cada hora. Este porcentaje se ha reducido actualmente a apenas un 2%.

La mayor parte de los consumidores (el 54%) se conforma ahora con informarse sobre la evolución de la pandemia una o dos veces al día. A mediados de marzo esta proporción era sensiblemente menor, de solamente el 33%.

Emprende asimismo la cuesta hacia arriba el porcentaje de consumidores que declara informarse muy poco o rara vez sobre el coronavirus (19%). En marzo esta proporción era de apenas un 7%.

Que el consumidor tenga menos apetito de información no significa, sin embargo, que haya decrecido el consumo de medios, que continúa en valores significativamente más elevados que antes de la crisis.

En lugar de informarse cuando posa su mirada en los medios, el consumidor busca cada vez más entretenerse. El hambre de entretenimiento es particularmente voraz entre los consumidores más jóvenes. El 74% de los consumidores menores de 30 años admite haber visto más vídeos y películas en internet en el transcurso de las últimas semanas. Este porcentaje se derrumba hasta el 56% si tenemos en consideración todos los grupos de edad.

Al consumidor la información y la publicidad sobre el coronavirus comienzan a provocarle hartazgo

Las videoconferencias son también algo más comunes entre los jóvenes (48%) que en la totalidad de la población (41%). Y la misma tendencia se observa en lo referente a los videojuegos (42% vs. 23%) y las apps de citas (14% vs. 7%).

Los más jóvenes difieren asimismo del resto de la población en cuanto a sus apetencias. Mientras la población en su conjunto anhela sobre todo y ante todo reencontrarse con sus amigos y familiares, los jóvenes menores de 3o años tienen ganas de viajar (55%), realizar paseos por la ciudad (39%), acudir al gimnasio (39%) e incluso regresar a la oficina (26%).

En todo caso, el deseo de mayores niveles de distracción parece generalizado en toda la población. Aunque la gente sigue demandando una cobertura lo más objetiva posible sobre la pandemia (31%), las noticias positivas y vinculadas al entretenimiento son también muy populares (12%), así como la información desgajada temáticamente del COVID-19 (11%). El 8% de los consumidores reclama asimismo la información que llega a sus ojos sobre el coronavirus esté menos impregnada de sentido del pánico.

Las crecientes ganas de normalidad por parte del consumidor se dejan notar también en la publicidad. El 45% desea que la normalidad regrese también a los anuncios. Y el apoyo a la publicidad sobre el coronavirus cae del 19% al 12% en el transcurso de la última semana.

Por otra parte, el 40% de los consumidores no tiene prurito alguno en reconocer que incurrió en injustificadas compras de búnker cuando estalló la pandemia. Tales compras de búnker afectaron particularmente a los artículos de droguería (67%), el arroz y la pasta (51%), la comida enlatada (49%) y las bebidas (35%).

Casi dos meses después del arranque de las crisis las aguas parecen haber regresado a su cauce. Y a día de hoy sólo el 12% dice realizar compras más copiosas que antes de la crisis (quizás porque el 57% dice estar haciendo uso de los artículos acumulados en casa desde que se inició la pandemia).

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir