Publicidad

Hello Kitty, hobbits, ballenas y bolsas para vomitar patrocinadas: en la publicidad de altos vuelos todo vale

hellokittyImperial Hill, una colina cercana al aeropuerto de Los Ángeles, es toda una atracción turística y no precisamente por la belleza del paraje sino por los lujosos y también estrambóticos aviones que los allí se suben pueden contemplar en todo su esplendor.

Desde Imperial Hill es posible ver de cerca el jet privado del oligarca ruso Roman Abramovistsch, el avión de la gira de la banda Iron Maidan y desde hace algún también una vistosa aeronave de Hello Kitty de la aerolínea taiwanesa EVA Air.

Este llamativo avión de Hello Kitty, un Boeing 777 bautizado con el nombre de “Hand-in-Hand”, está decorado por fuera con dibujos de la famosa gatita blanca y 18 de sus amigos. Por dentro, el avión hace las veces de “supermercado aéreo” para los fans de Hello Kitty, que pueden comprar desde de las alturas hasta 100 artículos relacionados con la famosa marca nipona, desde cojines a crema para manos pasando por tazas. Esta singular aeronave aterriza tres veces a la semana en Los Ángeles desde Taipei.

“Con esta acción queremos deleitar a nuestros pasajeros procedentes de Estados U nidos y subrayar la importancia de esta ruta”, explica K. W. Chang, el máximo responsable de EVA Air, que no desvela, sin embargo, cuánto ha tenido que desembolsar su aerolínea para hacerse con la licencia de los productos de Hello Kitty. En todo caso, lo que está claro es que la inversión ha merecido la pena para EVA Air. Gracias a la celebérrima gatita blanca, el número de pasajeros en este tipo de vuelos ha pegado un estirón del 3%. Y no sólo eso, la venta de productos duty free a bordo es más elevada que en cualquier otra ruta aérea.

EVA Air no es la primera compañía aérea que echa mano de la imaginación para aumentar las ventas en un mercado cada vez más competitivo. Hace ya 25 años la aerolínea Southwest llegó acuerdo con el parque temático Seaworld y convirtió sus aviones con destino a Orlando, San Diego y San Antonio en ballenas gigantes.

1

Al acuerdo con Seaworld siguió otra alianza con la revista Sports Illustrated en 2009, una alianza gracias a la cual los aviones de Southwest se convirtieron en soporte publicitario de una sexy fotografía de Bar Refaeli en bikini que despertó, no obstante, airadas protestas entre los pasajeros más conservadores de la aerolínea.

2

Y la lista de aerolíneas “casadas” con otras marcas continúa: Air New Zealand anuncia en sus aviones la película El Hobbit, y Alaska Airlines promociona sus vuelos a Los Ángeles con una imagen de Mickey Mouse y el eslogan “I am going to Disneyland”.

3

4

Los aviones son soportes publicitarios muy atractivos y a las aerolíneas no les duelen prendas a la hora de vendérselos a otras marcas. En particular a las compañías aéreas de bajo coste. Es el caso de la aerolínea estadounidense “low cost” Spirit Airlines, en cuyos aviones nada es gratis, pero hay en cambio publicidad en todas partes: en las mesas plegables, en las superficies para guardar equipajes, en los delantales de los asistentes de vuelo e incluso en las bolsas para vomitar.

Lo que está claro es que, viajando a bordo de los aviones, la publicidad vuela cada vez más alto.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir