líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un informe señala que el fraude publicitario será de 120.000 millones de dólares este 2022

Marketing y PublicidadUna señal de alerta con una calavera

Bob Hoffman reflexiona sobre el fraude publicitario

Un informe señala que el fraude publicitario será de 120.000 millones de dólares este 2022

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Bob Hoffman critica en un artículo la labor de los medios de comunicación en relación al fraude publicitario.

«Odio decir que lo dije… es broma. Me encanta decir que lo dije». Así comienza Bob Hoffman, al frente de AdContrarian, en el último artículo que ha publicado en su blog. En él hace referencia a un informe sobre el fraude publicitario de la Asociación Nacional de Anunciantes (ANA) de Estados Unidos.

«Llevo años diciendo que el fraude publicitario es mucho mayor de lo que se sabe. Este informe confirmó mi creencia», continúa explicando. Hoffman señala que el estudio estima que el fraude publicitario será de 120.000 millones de dólares este 2022, o sea, el doble de lo que calculan los investigadores.

«Si la estimación de fraude publicitario de ANA es correcta, sería un negocio mayor que Coca-Cola, McDonald’s, PepsiCo, Nike, Procter & Gamble, Unilever, Netflix y Disney», añade.

Sin embargo, el carácter crítico de Hoffman vuelve a hacer acto de presencia más adelante, cuando duda de los datos ofrecidos por el mismo. «El informe citado proviene de la misma organización que hace tres años dijo que la ‘guerra contra el fraude publicitario está teniendo éxito’ y que ‘las medidas diseñadas para bloquear las impresiones fraudulentas están funcionando'», comenta.

Bob Hoffman critica los datos de la ANA sobre el fraude publicitario

«La falta de ideas de esta gente es realmente emocionante de contemplar. Cualquier que se tome en serio algo de lo que dicen está loco», opina. Después brinda varios datos acerca de esta organización estadounidense. Así, apunta que, en 2019, la ANA aseguró «ridículamente» que el fraude publicitario había bajado a 5.800 millones de dólares.

«Ahora dicen que en 2019 el coste del fraude publicitario no fue de 5.800 millones de dólares, sino que en realidad fue de 72.000 millones», afirma.

«En el informe de esta semana afirman que ‘se prevé que el fraude publicitario costará a los profesionales del marketing 81.000 millones de dólares en 2022’, pero el gráfico que elaboran muestra que costará 120.000 millones de dólares», agrega.

«Según estos tipos, el verdadero coste del fraude publicitario está entre los 81.000 y los 120.000 millones de dólares. Ahí hay una diferencia de 40.000 millones de dólares», declara, para más adelante subrayar que «los genios del marketing siguen tirando el dinero por el retrete online«.

Hoffman pone en duda la labor de los medios de comunicación

Hacia el final del artículo, critica cómo la prensa gestiona el tema del fraude publicitario con las siguientes palabras:

«Se podría pensar que una historia de esta magnitud sería una noticia importante en la industria publicitaria, sobre todo cuando la principal organización del sector afirma que el fraude ha superado el inimaginable umbral de los 100.000 millones de dólares.

Pero la prensa especializada en publicidad y marketing se ha vuelto tan incompetente y patética que una búsqueda tanto en Adweek como en AdAge no encontró nada -cero- sobre esta historia. Están tan acostumbrados a prevaricar sobre la corrupción en la industria publicitaria, que ya ni siquiera informan sobre ella.

La prensa especializada está totalmente desvirtuada por las tonterías de los clics, las mentiras de las relaciones públicas y la dependencia de sus amigos de la industria de la tecnología publicitaria».

 

Derribar los prejuicios en torno al VIH: ese es el objetivo de esta campaña de Sra. RushmoreAnteriorSigueinte"Aprendemos juntos 2030", una plataforma de conocimiento con más de siete millones de suscriptores

Contenido patrocinado