líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y PublicidadFotograma de uno de los anuncios de 'Spots paralelos' de Calypso Oh

Calypso Oh presenta "Spots paralelos"

La "incisiva" campaña que pone contra las cuerdas los mensajes de la publicidad

El estudio creativo Calypso Oh ha creado una "contra-campaña" que critica de forma sarcástica, incisiva y con regusto a autocrítica los mensajes de la publicidad actual.

El estudio creativo Calypso Oh estrena el proyecto artístico «Spots paralelos», lo que han denominado una «contra-campaña» publicitaria. El objetivo principal de esta iniciativa es cuestionar los mensajes y dinámicas presentes en el ámbito de la publicidad actual.

Esta campaña audiovisual de la firma madrileña consiste en once spots ficticios de once marcas que no existen que nos hacen reflexionar sobre el lenguaje publicitario.

Felipe Garrido Archanco y Susana Montesinos son los diseñadores de esta incisiva idea que se dirige directamente al espectador y que logra poner a la publicidad en frente de un espejo incómodo, pero también cómico, sarcástico y con un regusto a autocrítica.

Calypso Oh critica los mensajes del sector publicitario

Así, por ejemplo, en uno de los anuncios podemos ver a un modelo con una caja en la cabeza que repite en varias ocasiones «necesitas una caja». Otro muestra a un hombre que hace autostop en una carretera y que no consigue que nadie le recoja. «No seas como él. Nuevo BRX C40 Hybrid», señala de forma cruel y absurda la voz en off. El siguiente nos lleva a la cena entre dos personas que brindan con dos copas que contienen lavavajillas.

«Nos gusta pensar en ‘Spots paralelos’ como un juego en el que el público decide. Todo es falso, explícitamente falso, pero ¿qué hay de verdad en esta mentira?», explica Garrido Archanco, guionista y director del proyecto, que está siendo difundido a través de la web de la firma y de su perfil de Instagram. «Es difícil no torcer el gesto ante muchas de las campañas publicitarias que nos asaltan a diario. En parte, quizá, porque la publicidad funciona como reflejo (que no espejo) de la sociedad a la que se dirige», incide el profesional.

«La publicidad no frecuenta mucho la autocrítica y la posibilidad de explorar creativamente los claroscuros del medio a través de sus propias herramientas narrativas y expresivas», añade Montesinos.

Navegando por un futuro sin cookies: Cómo elegir la solución de identidad adecuada para tu negocioAnteriorSigueinteTikTok afronta una demanda multimillonaria por hurtar los datos de millones de niños

Noticias recomendadas