Publicidad

Internet ha convertido la publicidad en redundante: ¿crónica de una muerte anunciada?

muerteLa expansión de internet así como la democratización en su acceso a nivel global, han hecho que los hábitos de los consumidores cambien notablemente. Ahora las compañías y sus marcas se enfrentan a unos individuos cada vez más informados que demandan honestidad y transparencia a las empresas.

Ante este escenario, ¿cuál es el papel que juega la publicidad? En la red de redes cada vez encontramos una mayor información sobre las marcas. Las redes sociales se erigen, por ejemplo, en las plataformas perfectas para conocer la opinión que generan sus productos y servicios. Entonces, ¿para qué necesitamos la publicidad?

Cada vez son más las voces que indican que internet ha convertido la publicidad en algo redundante. Desde Campaign ejemplifican estas afirmaciones de un modo bastante clarificador.

Si acudimos al buscador de Google y escribimos Coca-Cola obtendremos más de 162.000 millones de resultados. Es más que probable que ni siquiera el 1% de esos contenidos haya sido generado por el popular fabricante de refrescos.

“Su marca es lo que otros dicen de ti cuando no estás en la habitación”. Con esta frase Jeff Bezos, CEO de Amazon resumen perfectamente el mensaje que queremos transmitirle a lo largo de estas líneas.

Volvamos al ejemplo de Coca-Cola. Ese 1% de información generada por la marca sería la publicidad. El 99% restante correspondería a lo que otros dicen de ella. Si este segundo dato fuese positivo, ¿acaso no sería la publicidad algo redundante?

Las buenas marcas no necesitan publicidad

Una reciente encuesta publicada en Reino Unido revela que sólo el 5% de los encuestados con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, cree que era necesario para las buenas marcas invertir en publicidad.

La respuesta que daban ante este planteamiento es bastante sencilla: existe una gran cantidad de información imparcial en la red de redes por lo que la publicidad sería redundante.

Vemos que estos nuevos consumidores no solo ven carente de sentido la publicidad tradicional. Siempre que hablemos de marcas que gozan de buena reputación también ven ineficaz otros enfoques más modernos como las acciones en redes sociales.

Las opiniones de amigos y familiares ocupan la segunda posición a nivel de influencia, sólo superadas por las noticias o el marketing de contenidos.

Las marcas que no apuestan por la publicidad

Nos encontramos ante una tendencia seguida por cada vez más compañías. Nombres como GoPro han hecho de esta filosofía su política empresarial. Únicamente apuestan por la creatividad interna para diferenciarse del resto.

Sólo el 2% de los consumidores opina que las marcas tienen un deseo real de proporcionar valor a las sociedades en las que operan. Un 69% cree que la mayoría de las marcas no aporta ningún tipo de valor a las sociedades por lo que, el 79% afirma sin titubear que esas marcas no deberían existir.

Las marcas que dejan claras su actividad y son transparentes son las que consiguen no caer en ese alto porcentaje que el consumidor considera que no deberían existir. El problema que encontramos en muchas ocasiones es que, a medida que evolucionan los gustos y necesidades de los consumidores, el pensamiento creativo a menudo viene mejor desde fuentes externas sin tener en cuenta el medio al que se aplica finalmente.

Por lo tanto, esto no tiene que suponer la muerte de la muerte de la publicidad. Puede representar el nacimiento de una nueva disciplina que puede suponer el renacimiento para las agencias y ofrecerles la posibilidad de que están realmente orgullosas del trabajo que realizan.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir