Publicidad

John Lewis lanza su esperada campaña navideña y, esta vez, las lágrimas son de risa

john lewisMillones de usuarios esperan impacientes a la campaña navideña de John Lewis. Los grandes almacenes británicos incurren a menudo en el sadvertising, un tipo de publicidad que potencia el vínculo emocional y las respuestas lacrimógenas.

Tanta es la expectación del público, que los usuarios viralizaron recientemente una campaña creyendo que era de John Lewis, aun cuando resultara ser de un estudiante. Días después de esta confusión, la prestigiosa cadena de Gran Consumo desvela su esperado spot de Navidad. 

Bajo el claim #BusterTheBoxer encontramos una campaña aparentemente triste. El protagonista de la pieza, el perro Buster, atiende expectante a la diversión de su joven ama y otros animales dando saltos. La melodía que acompaña al elemento visual, una versión emotiva de "One Day I’ll Fly Away", anima a incurrir en el engaño.

El vídeo muestra al pequeño can asistiendo desde la distancia a su júbilo. Más tarde en el vídeo, la niña recibe una cama elástica y el can se le adelanta para probar de primera mano los brincos. El tono de la pieza cambia entonces e incluso el emotivo componente musical se pausa unos instantes para ilustrar la broma.

Rodado en un set del estudio londinense Black Island, el anuncio aparenta ocurrir en una casa cualquiera. De acuerdo con The Telegraph, su producción costó en torno a un millón de libras y estiman una promoción del mismo valorada en los seis millones, entre anuncios televisivos y acciones digitales.

Antes de revelar finalmente la pieza, los grandes almacenes dejaron entrever fragmentos de la misma en redes sociales. Desde la cuenta de Twitter @bouncing2016, mostraron secuencias del vídeo final. Y los usuarios de la red de microblogging intuyeron que se trataba de John Lewis, pues retuitearon masivamente los vídeos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir