líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La Superliga mete un gol a la UEFA en el TJUE

La justicia europea abre la puerta a la Superliga, que prevé lanzar su propia plataforma de vídeo en streaming

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido hoy un dictamen favorable a la Superliga y contrario a los posicionamientos de la UEFA.

La UEFA han sufrido una amarga derrota en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en su disputa en los tribunales por la creación de la Superliga, un torneo de fútbol privado e independiente del máximo órgano rector del balompié en el viejo continente. De acuerdo con el dictamen emitido hoy por el TJUE de Luxemburgo, ni la UEFA ni la FIFA pueden exigir a competiciones alternativas estar a expensas de su autorización y no pueden prohibir tampoco a los clubes y a sus jugadores tomar parte en tales competiciones. Sin embargo, ello no significa necesariamente que la Superliga deba ser autorizada, subrayan los jueces del TJUE.

«Las normas de la FIFA y de la UEFA sobre la autorización previa de las competiciones de fútbol de clubes, como la Superliga, violan el Derecho de la Unión», sentencia el TJUE sobre un pleito en el que están en juego miles de millones de euros en publicidad y derechos de retransmisión. «Dichas normas son contrarias al Derecho de la competencia y a la libre prestación de servicios», señala el fallo en relación con la Superliga, una competición privada impulsada por Florentino Pérez y Joan Laporta, presidentes del Real Madrid y del FC Barcelona respectivamente.

Cuando la Superliga salió del cascarón en 2021, el torno se topó de bruces con el rechazo frontal de la UEFA y la FIFA y también de un buen número de gobiernos y aficionados al fútbol, lo cual propició que el proyecto perdiera rápidamente fuelle (aunque ha recibido ahora una importante inyección de oxígeno con el dictamen favorable del TJUE).

La Superliga ha celebrado el dictamen favorable del TJUE y ha anunciado la creación de una plataforma de vídeo en streaming

«Hemos ganado el derecho a competir. El monopolio de la UEFA ha terminado. El fútbol es LIBRE. Ahora los clubes ya no sufrirán amenazas y sanciones. Son libres de decidir su propio futuro», afirma Bernd Reichart, CEO de A22, una de las empresas (junto a European Super League Company) que auspician la Superliga.

El dictamen del TJUE ha venido precedido de una disputa que se ha prolongado durante dos años y medio aproximadamente. Todo comenzó en abril de 2021, cuando doce grandes clubes europeos de fútbol (el Real Madrid, el FC Barcelona, el Atlético de Madrid, la Juventus, el Milán, el Inter, el Manchester United, el Manchester City, el Liverpool, el Arsenal, el Chelsea y el Tottenham) dieron cuenta de su intención de revolucionar el balompié en tierras europeas mediante la creación de una competición privada, la Superliga, que aspiraba a hurtar a la UEFA una buena porción de un suculento pastel (en materia de publicidad y derechos de retransmisión) que el máximo organismo del fútbol europeo engullía hasta entonces completamente en solitario.

La Superliga fue confrontada, no obstante, con aceradas críticas por parte de la UEFA, la FIFA las ligas nacionales de fútbol, los aficionados y los políticos. La UEFA amenazó además con excluir a los jugadores de los clubes involucrados en la Superliga de todas las competiciones disputadas con sus selecciones nacionales.

Las amenazas de la UEFA propiciaron que nueve de los doce clubs que formaron parte inicialmente de la Superliga se desvincularan del proyecto. Solo el Real Madrid, el FC Barcelona y la Juventus juraron fidelidad a la Superliga.

Poco después, European Superleague Company, una de las empresas que procuran soporte a la Superliga, consignó una demanda en un tribunal madrileño en la que acusaba a la UEFA y a la FIFA de actuar como una suerte de cártel en su férrea oposición a la competición respaldada por el Real Madrid, el FC Barcelona y la Juventus . De acuerdo con esa demanda, tanto la UEFA como la FIFA estarían abusando de su posición dominante en el mercado del fútbol. Y el dictamen emitido hoy por el TJUE sostiene en buena medida esta acusación.

Si termina finalmente viendo la luz, la Superliga incluiría 64 clubes repartidos en 3 divisiones: la Star League, Gold League y la Blue League. Los equipos adscritos a esta competición disputarían partidos de ida y vuelta en grupos de 8, sumando un mínimo de 14 partidos por club cada año. Y los encuentros de la Superliga se retransmitirían en una plataforma de vídeo streaming creada ad hoc y bautizada con el nombre de Unify, que será en principio de naturaleza gratuita (en su versión más básica al menos) y se financiará mediante la publicidad, las suscripciones premium, los patrocinios de distribución y los servicios interactivos.

Por su parte, LALIGA, que ya se opuso en su día a la competición auspiciada por el Real Madrid y el FC Barcelona, ha querido subrayar que la sentencia del TJUE no avala la Superliga y que la UEFA ya recogió en 2022 una modificación de su normativa para la autorización de nuevas competiciones, que se adapta a lo que ahora está dictaminando el TJUE. Además, aunque los promotores de la Superliga aseguran que esta sentencia les da la razón, la realidad es que el TJUE ha sido claro al afirmar que «una competición como la del proyecto de la Superliga no debe ser necesariamente autorizada. Al habérsele planteado cuestiones de carácter general acerca de las normas de la FIFA y de la UEFA, el Tribunal de Justicia no se pronuncia, en su sentencia, sobre este proyecto específico», destaca en un comunicado la competición deportiva presidida por Javier Tebas.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Parques Reunidos incorpora a Álvaro Barnechea como nuevo director corporativo de MarketingAnteriorSigueinteRegalos personalizados y únicos para elevar la estética de tu espacio de trabajo

Contenido patrocinado