líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Finger Lickin' it's no Good

KFC hace un parón en su campaña de chuparse los dedos por la crisis del coronavirus

Hasta 163 personas han interpuesto una queja en la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA) de Reino Unido por la poco apropiada -pero totalmente fortuita- campaña que lanzo KFC estas semanas, Finger Lickin' Good. 

KFC coronavirus

La crisis del coronavirus está llevando a las empresas a reinventarse en todos los sentidos y la última en sumarse ha sido KFC. Hace unas semanas informábamos de la nueva campaña del gigante del pollo que se centraba en el placer de chuparse los dedos tras disfrutar del producto estrella de la compañía. Ahora, Kentucky Fried Chicken ha tenido que hacer un parón en su acción debido al COVID-19 y las múltiples quejas que han recibido al respecto.

Según recoge The Drum, hasta 163 personas han interpuesto una queja en la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA) de Reino Unido por la poco apropiada -pero totalmente fortuita- campaña que lanzo KFC estas semanas, Finger Lickin’ Good.  Por este motivo, a través de un comunicado, la compañía ha confirmado la cancelación temporal de esta acción publicitaria en el país. Por el momento parece que la entidad publicitaria no ha comenzado ninguna investigación al respecto. Y es que, KFC ha gestionado de forma rápida esta crisis provocada por el coronavirus que asola el planeta, también el sector del marketing y la publicidad.

El problema de este anuncio es que animaba a los consumidores a chuparse los dedos en un momento en el que la higiene personal y el lavado de manos es más importante que nunca para la no propagación del virus. Por ello, las denuncias tachan de «irresponsable» la publicidad de KFC que ha visto como la pandemia le ha dado un golpe inesperado. «No parece que sea el momento adecuado para transmitir esta campaña, por lo que hemos decidido hacer una pausa por el momento, pero estamos muy orgullosos de ello y esperamos volver a lanzarla en una fecha posterior», ha declarado un portavoz de la marca al medio.

Acompañado de una versión modificada del «Nocturne op. 9 No. 2» de Chopin, el spot enfatizaba los lametazos finales en los dedos índices de los protagonistas del anuncio tras la ingesta del famoso pollo. Además, más allá del anuncio, la nueva campaña en tierras británicas iba acompañada de varias acciones de publicidad exterior.

https://youtu.be/FdfqMUcUFEk

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

 

TikTok moderará el contenido de su plataforma a través de un Centro de TransparenciaAnteriorSigueinteJorge Cremades lanza en redes la campaña de concienciación #YoMeQuedoEnCasa

Noticias recomendadas