Publicidad

Kim Jong-un le invita a pasar unas vacaciones un tanto "especiales" en Corea del Norte de la mano de Destinia

Política y humor son dos términos perfectamente compatibles, al menos si los unimos bajo el catalizador de la publicidad. Para ejemplificar esta afirmación le presentamos la última campaña publicitaria de Destinia, que ofrece viajes a Corea del Norte un tanto especiales…

La agencia de viajes online Destinia es la primera en ofrecer viajes al polémico país Corea del Norte, liderado por Kim Jong-un. Este país asiático está en el candelero de la actualidad por haber amenazado a Estados Unidos con un ataque nuclear hace tan sólo unos meses.

Los documentales e investigaciones acerca de este curioso y hermético país son innumerables. Esta fortaleza del socialismo cuyo máximo enemigo es el "Imperio yankee" ha despertado la curiosidad del resto del mundo, pero franquear sus fronteras y empaparse de su cultura es prácticamente misión imposible.

La República Democrática y Popular de Corea del Norte, liderada por el Partido de los Trabajadores de Corea, cuenta con casi 25 millones de habitantes, que viven completamente aislados de las "innovaciones capitalistas y consumistas". Los extranjeros que consiguen entrar en el país deben cumplir multitud de requisitos y tan sólo pueden permanecer una semana dentro de las férreas fronteras.

Destinia se ha lanzado a la aventura de ofrecer viajes a este país para los curiosos y atrevidos que deseen comprender el enigma que encierra este país por sí mismos.

En el cartel promocional de Destinia podemos ver a un sonriente Kim Jong-un saludando con la bandera de su país de fondo, bajo el lema de la campaña que reza "Viaja a Corea del Norte: la oportunidad de vivir una experiencia única" podemos ver por qué la experiencia será, en efecto única:

1. No está permitido el acceso a fotógrafos ni periodistas.

2. No podrá utilizar su tarjeta SIM ni dispositivos GPS.

3. No está disponible el acceso a internet.

4. Restricciones de vestimenta.

Si a pesar de estas premisas le sigue picando la curiosidad, ya sabe, un sonriente Kim Jong-un le está esperando a casi 10.000 kilómetros de distancia.

Esta campaña demuestra cómo es posible mezclar humor y política bajo la capa de la publicidad, no sólo consiguiendo así mayor difusión del producto, sino también levantar alguna que otra sonrisilla en los rostros de los posibles consumidores.

Te recomendamos

rakuten

A3Media Radio

The trade lab

Compartir