Publicidad

En la publicidad española sí hay talento, pero hay que "currar como una bestia"

bestiaLa Academia de la Publicidad cuenta con seis nuevos Miembros de Honor: Ángel del Pino, César Vacchiano, Ferrán Martorell, José Luis Zamorano, Juan Antonio González Martín y Manuel Idiarte. En la Biblioteca de ABC en Madrid, Minerva Piquero, directora de Comunicación del Grupo Aegis Media, llevó la batuta del evento de entrega de galardones celebrado el 29 de abril.

Junto a los seis galardonados, la Asociación Española de Anunciantes, AEA, recibió un premio por sus 50 años de existencia (premio que fue recogido por el presidente de la institución, Jaime Lobera).

Por su parte, también estuvieron los ganadoras del último Premio Academia Joven, "Tú y el gurú", Lucía Piñero Álvarez y Sara Trascasas Encinas, así como los finalistas del certamen de este año. En total ha habido 58 candidatos a este premio, los cuales han sido valorados por el Jurado de la Academia de la Publicidad en sesión plenaria el pasado 5 de marzo, formado por 15 personas con Manuel Verdura fue elegido presidente.

Martorell, en nombre de todos los nuevos Miembros de Honor de la Academia, ha sido el primero en agradecer el premio. El fundador de la agencia Slogan (en 1968) ha aprovechado para reclamar el reconocimiento de la publicidad: "Dicen que nadie compra lo que desconoce y otro sabio dijo que 'la mala publicidad vende más que la ausencia de la publicidad' y por eso esta profesión y entorno (Comunicación y RRPP) es muy importante y fundamental en todas las economías de mercado para potenciar la economía".

Ángel del Pino ha sido creativo en agencias como JWT o McCann y es defensor del asociacionismo. Fue presidente ejecutivo de la Asociación General de Agencias de Publicidad y de la Federación Nacional de Empresas de Publicidad; fundador de la Escuela Superior de Publicidad e impulsor del Museo Virtual de la Publicidad junto con el Instituto Cervantes. Ha sido profesor, conferenciante y autor de libros y artículos en revistas especializadas también.

César Vacchiano recogía su nombramiento por - según la Academia - su empeño en impulsar el desarrollo de empresas españolas a nivel internacional. En palabras de la Academia, "ha ayudado a nuestro sector a demostrar que la publicidad comercial es una herramienta empresarial necesaria para los anunciantes, instituciones y empresas". Jefe del Laboratorio de Fonometría, director general de Telefónica y vicepresidente de la Asociación Española de Estudios de Marketing y Opinión han sido algunos de sus puestos a lo largo de su carrera profesional.

José Luis Zamorano es es uno de los más importantes directores de arte de la historia de la publicidad española, -señalaba la Academia- también con premios en Cannes y San Sebastián: La Casera ('Si no hay Casera nos vamos') o Loewe son dos de los mejores ejemplos.

A título póstumo, la Academia nombró Académico de Honor a Juan Antonio González Martín, catedrático de comunicación audiovisual y publicidad y autor de más de 50 publicaciones sobre la materia, por "su lucha por vincular la profesión a los estudios de publicidad.

Y finalmente Manuel Idiarte, socio con Martín Ferrand de la primera Antena 3, colaboró con agencias de publicidad y de medios y ayudó a la creación del Estudio General de Medios. También ha sido el creador de los Premios Gardoqui (Sarpe) para estudiantes de publicidad.

academia

Durante una mesa redonda celebrada con algunos de los miembros de honor de la Academia de la Publicidad -César Vacchiano, Manuel Idiarte, José Luis Zamorano y Ángel del Pino-, estos trataron de divisar las líneas maestras del marketing y cuál es su futuro.

José Luis Zamorano señaló que algo fundamental para el éxito del publicista era algo tan simple como "que crean en ti". Además, hizo una ligera crítica al publicitario actual, que "no se hacen entender" debido a que "está dando por hecho que la gente te entiende".

"En el máster de publicidad se hacía multipublicidad o multimedia, pero sobre todo había talento", dijo Ángel del Pino, quien señaló que el problema para los nuevos publicitarios está en que un técnico tiene que tener también conocimiento, no solo talento. "Echo de menos que yo hablaba con el director general, de tú a tú, y no le hablaba solo de publicidad, y eso era porque tenía conocimientos".

Vacchiano se refirió a los valores de la publicidad, que en este momento están en una encrucijada debido a los cambios tecnológicos como primer factor a tener en cuenta y a la pérdida de ética de los responsables de marketing. Sin embargo, a pesar de la situación "crítica" de la publicidad actual, ésta "es imprescindible, pues configura el origen de la cadena de valor inmaterial de cualquier empresa o marca", recalcó.

Fernando Herrero, moderador de la charla, comentó que "sí hay talento". El problema es la situación pesimista que se ha creado en España y que hay que eliminar de una vez, pues "sí hay trabajo", pero "hay que currar como un bestia".

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir