líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La AMPE y el Gobierno enfrentados en la decisión de prohibir la publicidad del juego

La AMPE manifiesta su desacuerdo con la prohibición de la publicidad del juego del Gobierno

La AMPE se reitera en su idea de que prohibir la publicidad del juego, propuesta por el Gobierno, es inadecuada, especialmente durante la crisis sanitaria, ya que los medios de comunicación han visto afectados sus ingresos por falta de publicidad.

publicidad del juego

La polémica de la publicidad del juego vuelve a las calles. El Gobierno sigue sin estar de acuerdo con este tipo de publicidad, mientras que la AMPE (Asociación de Medios Publicitarios de España) se ha reiterado en su posición de que, especialmente en un momento tan delicado como el que estamos viviendo, la publicidad del juego es esencial. Los medios de comunicación han visto sus ingresos descender a un ritmo veloz durante la crisis sanitaria, por lo que prohibir una fuente de ingresos en estos momentos no es adecuado y no es bien recibido por la Asociación de Medios Publicitarios de España.

Esta situación es menos comprensible teniendo en cuenta que el juego no es una actividad prohibida en España. Además, el propio Estado participa en esta actividad económica desde distintos ángulos. Según un comunicado de la AMPE, «Prohibir la publicidad del juego nos parece una medida exagerada, que ha demostrado su influencia en otras muchas ocasiones y que, especialmente en un momento como este, incide muy perjudicialmente en la delicada situación por la que están pasando los Medios Españoles».

No es mal momento para recordar el papel fundamental que juegan los medios de comunicación en nuestra sociedad, siempre a favor de los hábitos saludables y la leal e intensa colaboración en la lucha contra la ludopatía u otros trastornos de conducta. Se trata de una situación en la que los ciudadanos confían y necesitan más que nunca a los medios de comunicación, pero sin ingresos, este servicio es inviable.

Por tanto y tras lo mencionado, la AMPE apela a la responsabilidad de las marcas para la supervivencia del sector de la información, esencial especialmente en momentos de crisis. Un servicio necesario para poder entender lo que pasa en el mundo mientras la población se encuentra recluida en sus hogares. Motivos que hacen que la AMPE aplauda todas las iniciativas solidarias llevadas a caso por las empresas que animan a seguir apoyando a los medios de comunicación a través de inversiones publicitarias, para que cuando la crisis acabe, ñas marcas sigan a la vez teniendo soportes para comunicarse.

Este apoyo, además, refuerza el papel que los medios están teniendo en esta crisis sanitaria mundial, ya que han conseguido la veracidad y fiabilidad que les venían faltando tiempo atrás. Una oportunidad para demostrar su verdadera cara y echando a un lado las fake news que tanto daño les han hecho. Los ciudadanos se han dado cuenta de este cambio y por ello acuden de forma masiva a informarse de las novedades de la pandemia, mientras se sienten acompañados por los periodistas que trabajan día y noche por ofrecer la mejor información.

El consumo de información se ha elevado a máximos históricos, mientras las plantillas se ven cada vez más aisladas. Una situación de contraste que hace que el periodismo penda de un hilo, pero cuyo entorno ha permitido a las empresas reforzar su marca y reputación al posicionarse de cara a salir de la crisis económica provocada por el coronavirus. Por tanto, el último comunicado de la AMPE es el apelo a la unidad de agencias y anunciantes como forma ineludible para sortear esta crisis.

 

Los españoles pasan 79 horas a la semana conectados a internet durante el confinamientoAnteriorSigueinteMRM nombrada Líder del Magic Quadrant de Gartner, por cuarto año consecutivo

Noticias recomendadas