Publicidad

La batalla entre anunciantes de la #SuperBowl ahora es local y online

La lucha por los 47 minutos y 10 segundos de emisión publicitaria en la Super Bowl este año fue más fuerte que nunca. Pero ha cambiado de campo de batalla. A pesar de que los anunciantes midieron sus fuerzas por lograr hacerse con un pequeño espacio publicitario que se vendía a cuatro millones de dólares los 30 segundos, muchas compañías se saltaron las fronteras de la televisión y la espera hasta que llegara el partido para trasladar sus campañas a la red. Otras, decidieron saltarse los trámites habituales de la Super Bowl tratando de obtener beneficios similares sin pagar cantidades astronómicas a las cadenas de televisión.

Una de estas ideas para sacar la mayor rentabilidad posible a la Super Bowl sin tener que desembolsar semejantes cantidades consiste en lanzar un spot de bajo presupuesto en un pequeño mercado y esperar a que se haga viral. Es el caso de Old Spice, que pagó por un espacio que se emitiera exclusivamente en Juno, Alaska, que la compañía eligió por ser la región con mayor población de lobos de Estados Unidos. Pero la compañía de P&G no ha sido la única, ya que la CBS anunció que las ventas de espacios publicitarios locales alcanzaron un nuevo récord este año, con un millón de dólares por anuncio.

Otro caso es el de la página para adultos PornHub, quien lanzó un aburrido anuncio protagonizado por una pareja de ancianos pero que fue rechazado porque los estándares de la CBS no permiten emitir anuncios relacionados por la pornografía. Un rechazo que a PornHub no le ha venido nada mal, ya que está convirtiendo el spot en un éxito en la red mientras que la CBS ha recibido fuertes críticas por rechazar este anuncio mientras que se ha permitido que se emita el de Mercedes Benz, en el que Kate Upton limpia un coche de forma sugerente.

Compañías tradicionales en la Super Bowl también están apostando por formas más creativas con las que sacar partido a su inversión publicitaria. Doritos ha invitado a los consumidores a crear sus propios anuncios para la Super Bow, Pepsi saca fotografías de sus fans en el spot y Audi dejó que fueran los espectadores quienes eligieran el final del anuncio que se emitiría durante el partido.

Eso sí, sea cual sea el canal elegido, un año más la Super Bowl ha demostrado que para crear una buena impresión entre los consumidores hay que crear un anuncio creativo y memorable. “También tiene que ser un mensaje sencillo y reduccionista. Consigues un lienzo que verán 120 millones de personas. Tienes que ir donde nadie ha ido antes. El anuncio tiene que ser único, relevante, divertido y emocional. Si se hace bien, cuatro millones de dólares es un chollo. Diría que el 90% de la gente que emite anuncios está tirando su dinero”, afirmó el presidente y director creativo de BBDO Norteamérica David Lubars.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

014

Ojo

Hotwire

Compartir