Publicidad

Estos posavasos muestran las consecuencias del consumo de alcohol en una campaña contra la violencia

violencia de géneroEn Japón, la violencia de género se está incrementando en los últimos tiempos. Los hombres llegan demasiado bebidos a casa y esto se traduce, en algunas ocasiones, en un maltrato a la mujer. El bar de Tokio Yaocho ha empezado a repartir unos curiosos posavasos con la cara de una mujer. Al dejar la bebida fría encima, le salen los moratones que tenía ocultos en el rostro y que aparecen cuando su pareja cruza la puerta de casa con unas cuantas copas de más.

La campaña, Violent Coasters, anima al consumo responsable para evitar comportamientos violentos asociados al consumo de alcohol. La han creado con la ayuda de Ogilvy & Mather Tokio. Los distintos rostros representan a las japonesas que sufren en silencio los malos tratos de sus parejas. Para crear el efecto, la tinta utilizada es térmica y reacciona a los cambios de temperatura que hacen aparecer las heridas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir