Publicidad

LA CAMPAÑA PUBLICITARIA DE HIZBULÁ

El movimiento chií ha lanzado una campaña publicitaria para vender la marca de Hizbulá. Para ello, no ha recurrido a ninguna agencia publicitaria sino que los “creativos” son un grupo de seguidores del Partido de Dios. Aunque no tiene nada que ver con la idea que se tiene de un departamento de marketing y publicidad, el resultado de su trabajo es muy eficiente.

Los efectos de la campaña se pueden observar por todo el Líbano, repleto de enormes carteles con fotografías tomadas durante la guerra que repiten hasta la saciedad en árabe, inglés y francés el eslogan de la campaña: “La victoria divina”. Los banners están colocados en puntos estratégicos de las ciudades y a lo largo de las principales autopistas, lo que hace imposible escapar al mensaje de Hizbulá, tal y como recoge el periódico El Mundo.

Esta campaña ha supuesto para Hizbulá un desembolso de 200.000 dólares, casi el 50% menos de lo que había presupuestado. Según los expertos en marketing y publicidad, un lanzamiento de estas dimensiones en Oriente Próximo puede costar entre 750.000 y un millón de dólares.

Como toda campaña de publicidad tiene un target definido, los extranjeros, a los que “están dirigidos los lemas para hacerles pensar y reflexionar”, según señala Ghassan, de Hizbulá. También utiliza otros elementos propios del marketing como los colores corporativos. “El concepto de color de la campaña está pensado para evocar la bandera libanesa: tenemos el blanco, el rojo y el verde”. Además de los carteles y anuncios iluminados, los “creativos” del Partido de Dios también han realizado spots documentales, que se están emitiendo en las cadenas y televisiones locales y árabes.

La campaña de Hizbulá tiene todos los elementos de una auténtica campaña de marketing y publicidad, con la única diferencia de que lo vende no es un producto sino una idea: la de que Hizbulá ha ganado la guerra contra Israel.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir