Publicidad

Pablo Gil, de Coupé, destaca la importancia de un buen mensaje en la publicidad

La era de las pantallas: cómo la tecnología ha cambiado el mundo (y la publicidad)

Lima acoge los Premios Totem 2018, donde MarketingDirecto.com se ha desplazado para cubrir las ponencias internacionales, en este caso de Pablo Gil, CEO de Coupé Buenos Aires

Pablo Gil, CEO de Coupé Buenos Aires, durante su ponencia.

Con la llegada de la digitalización, son muchos las personas que creen que la publicidad exterior se ha quedado atrás; pero, ¿por qué no sacar el máximo partido a Out Of Home? "Poner en duda el éxito que tiene el medio exterior no tiene mucho sentido", así lo ha asegurado Pablo Gil, CEO de Coupé Buenos Aires, durante su ponencia en los Premios Totem 2018 de Mercado Negro.

El experto ha comenzado explicando que hay que otorgar importancia al mensaje, más que al soporte. "La creatividad tiene que ver con generar esos mensajes para un consumidor concreto. No importa en qué medios vaya el mensaje, es importante generar un contenido en base a la experiencia que tenga el usuario con ese medio en concreto", ha destacado.

En el mundo actual, con la medición de la data, ha llegado un desafío en la publicidad, y así lo ha explicado Gil. "La data nos ha enfrentado a la objetividad, ya no podemos hablar de creatividad como una fuerza o una experiencia o un arte, sin entender que esas experiencias tienen que tener un objetivo pensado, estudiado, creado y medible", ha dicho

Así, hoy en día se puede medir todo. "Antes la única medición era ir a Cannes para ver si nos decían si nuestra campaña era buena o mala. Eso no es objetivo, sin embargo con la data esto cambia, descubrimos el impacto real de nuestra campaña", ha asegurado el ponente. "Es maravilloso llevar a cabo un estímulo y que se pueda medir".

De esta manera, no hay duda de que la tecnología está transformando el mundo y la publicidad no se queda aparte de ese profundo proceso de cambio. Por ello, Gil ha invitado a los asistentes a pensar en un nuevo mundo, en el que cada vez es más difícil llamar la atención y ser relevantes para los consumidores, pero donde, sin duda, los soportes que más protagonismo tendrán serán las pantallas, ya sea las de los smartphones, o las LED.

Pablo Gil durante su ponencia en los Premios Totem.

Además, el CEO de Coupé Buenos Aires ha recordado a los asistentes que hoy en día "todo se sabe gracias a las redes sociales". Por ello, hay que tomar conciencia de que el trabajo de un creativo ya no es subjetivo, y los expertos del sector deben ser especialistas en comunicación, no en publicidad. "Construir la filosofía de una marca, como implementarla, como llegar a los consumidores con una experiencia, en todos los formatos, esa es la esencia de nuestro negocio", ha destacado.

Tras ello, el experto ha recordado a los creativos que hay que pensar en el cliente: "hay que ayudarle, no vender por vender", ha especificado. Por ello, el experto ha criticado las campañas que cuentan con mensajes que tratan de "engañar" al consumidor con mensajes que no son reales.

Desde el punto de vista de Gil, tiene que cambiar la forma de trabajo y cómo se estructuran las empresas publicitarias. "Este hecho no tiene que ver con cantidad, sino con calidad, con los perfiles que hay en las compañías", ha aseverado, añadiendo que hay que dar espacio a la creatividad para cualquier persona de la empresa. "Todos somos creativos y somos capaces de dar una buena visión publicitaria", ha dicho.

Pero, ¿qué tienen que hacer las agencias frente a esto? "Para cambiar, hay que evolucionar", ha aseverado, animando a los creativos a apostar por lo que viene sin miedo a probar nuevos formatos o estrategias.

Así, si tenemos en cuenta estos aspectos, todo será mucho más fácil, pues la compra llega sola cuando se comprende el target concreto y se realiza, a su vez, una campaña socialmente correcta, sin engaños, pensando en ayudar a ese consumidor que desea experiencias, y que ya no se conforma con cualquier cosa.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir