líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La erótica de la publicidad: cómo hacer un anuncio sexy sin ofender al consumidor

«El sexo vende». Muchos anunciantes se rigen por este lema. Y es que estas tres palabras encierran una gran verdad: los anuncios que apuestan por el erotismo llaman casi siempre la atención del consumidor y éste es al fin y al cabo el objetivo de la publicidad. Sin embargo, un exceso de sexo en la publicidad o una utilización poco sutil de este elemento puede provocar que el consumidor termine dando la espalda a la marca. Para sacar el máximo partido del erotismo en la publicidad, el portal Marketing & Trendinformationen recomienda seguir estas cinco pautas:

1. Mostrar desnudos únicamente cuando el producto lo requiere (lencería o productos para el cuidado corporal, por ejemplo).

2. Apostar por la naturalidad. Una marca que enarbola la bandera de la naturalidad es, por ejemplo, Dove, que apuesta en sus anuncios por “mujeres reales” y no por modelos excesivamente delgadas como otras marcas cosméticas

3. Comprobar que los elementos eróticos introducidos en el anuncio no desvían completamente la atención del consumidor hacia otros elementos.

4. Examinar antes la aceptación de la publicidad entre los clientes potenciales del producto promocionado.

5. Guiarse por el lema de “Menos es más”. Cuanto más discretos sean los elementos sexuales introducidos en el anuncio, mayor será su efectividad.

 

Los hombres, derretidos en la campaña para Playboy BrasilAnteriorSigueinteSalvador Figueros: "Twittemprendedor. Consejos tweet a tweet para emprendedores"

Noticias recomendadas