líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing y Publicidad

La manipulación publicitaria: ¿una base aceptada de nuestro sistema?

«¿La democracia que tenemos hoy es un producto más de consumo?» se pregunta manurso a raíz de la entrevista que el diario Público ha hecho a Martin Lindstrom, autor del archiconocido libro Buyology, para hablar sobre su último ensayo Así se manipula al consumidor, el primero de sus libros dirigido directamente a los consumidores.

Y es que las reacciones a sus palabras no se han hecho esperar. Ya nadie duda del poder de manipulación de la publicidad, el escepticismo hacia los mensajes de las compañías no hace más que aumentar, pero la indefensión del consumidor hacia este bombardeo constante es más que notable, y siempre despierta reacciones.

“Con datos, más datos, dinero y más dinero, no hay producto que no se venda si no tiene competencia o si la que tiene es débil”, asegura CriticoBedoya. Una idea con la que coincide Emiliovaldes: “tiene razón, los consumistas, o sea, casi todos los que aún no estamos en el paro, somos tontos manipulables, paletos desalumbrados por marcas de relumbrón, que suelen estar hechas en el tercer mundo, por niños”.

La propaganda es una de las bases del sistema que disfrutamos”, añade Jokerr y explica: “la publicidad o directamente miente o dice medias verdades. Para hacer buena publicidad hay que estar informados de los gustos de los clientes. Por lo tanto se saca de donde está dicha información. Y claro, se mueve muchísimo dinero. Y donde corre el dinero lo demás va a segundo plano. Es lo que hay. Nos engañan a sabiendas de que nos están engañando”. “¿No era Steve Jobs ‘el bueno’ de la película y Bill Gates ‘¿el malo’? Vaya, vara, a ver si va a ser que en esta película no hay ninguno bueno”, ironizó paco11.

“De nuevo sale a la luz la eterna contradicción del marketing, explica jallo, quien asegua que, por un lado “el marketing se promociona a sí mismo ante sus clientes como una suerte de tecnología psicológica infalible para vender los productos”, mientras que por el otro se defiende de las críticas “argumentando que ellos sólo se limitan a informar al consumidor”.

Más pesimista sobre esta realidad se muestra RicardoM, quien se refiere al uso de estas prácticas que hacen los gobiernos: “saben qué te gusta, con quién te acuestas, por dónde te mueves con tu móvil-gps, te ven por satélite, por las cámaras queponene en las ciudades, las de los cajeros, bancos y tiendas. Saben lo que opinas, lo que compras, tu economía y tus conversaciones”.

Pero los hay que no sólo critican el sistema publicitario, sino que también lo hacen contra el propio autor: “¿carga contra la publicidad para publicitar su libro? Me recuerda al grupo de Facebook que decía ‘odio los grupos de Facebook pero me encantan las contradicciones’”, como afirma Capitan Cartagena; o “son tan desvergonzados que hacen fortuna manipulando y robando a los ciudadanos y se permiten el lujazo y la osadía de, encima, hacer un libro y doblar así sus beneficios. Y los tontainas de siempre alucinando con el ‘éste sí que sabe’ o ‘vaya huevos tiene’”, como afirma Obduliano66.

5 previsiones para el social media marketing y los nuevos medios de 2012AnteriorSigueinteBurger King sigue con sus planes de expansión y podría traernos las hamburguesas a domicilio

Noticias recomendadas