Publicidad

La mayoría de las marcas no invierte en publicidad móvil y las que lo hacen no destinan más del 5%

llorarEn los últimos tiempos venimos escuchando y comprobando en muchos casos que el móvil poco a poco se está convirtiendo en el rey. Cada vez pasamos más tiempo ante la pantalla de nuestro smartphone y son cada vez más las actividades que realizamos a través del mismo.

De acuerdo a esta tendencia lo lógico es que los anunciantes y marcas se desplacen hacia esta plataforma como nuevo soporte publicitario para llegar a una audiencia que cada día se caracteriza más por ser multipantalla y multicanal. A pesar del mundo de oportunidades que el móvil representa para el sector de la publicidad, la gran mayoría de las 500 marcas que aparecen en la lista Fortune aún no han probado la publicidad móvil.

De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por eMarketer, la publicidad móvil generó en 2014 31.450 millones de dólares y las previsiones para 2015 hablan de un crecimiento de hasta el 34%. A pesar de estos buenos datos, Forrester señala que la publicidad móvil sólo representa el 5% del presupuesto total de la publicidad de marca y no se aprecian grandes variaciones ni aumentos significativos en la comparativa de presupuestos de un año para otro.

Sí los anunciantes y marcas no se están desplazando hacia la publicidad móvil y los que lo hacen destinan presupuestos prácticamente ínfimos ¿cómo es que la publicidad móvil está creciendo con tanta rapidez? La respuesta es muy sencilla: el mercado de la publicidad móvil se encuentra compuesto principalmente por los desarrolladores de aplicaciones y no por las marcas.

Los anuncios popularmente conocidos como “app-install” son los que dominan casi todas las formas de publicidad móvil por lo que se han convertido en el principal motor de crecimiento de la publicidad móvil en los últimos años. Esto viene a confirmar las últimas apreciaciones que ponen de manifiesto que el mercado de la publicidad en el sector del mobile aún se encuentra en un temprano despertar.

La gran mayoría de los desarrolladores de apps se encuentran respaldados por capital de riesgo con el objetivo principal de aumentar el número de usuarios activos así como incrementar los ingresos. Si esta dinámica no cambia podría contraerse drásticamente los beneficios generados por esta industria.

Cierto es que los datos sobre el mercado de la publicidad móvil son fácilmente manipulables pero aun así es un campo que nos ofrece grandes oportunidades. De acuerdo a los últimos datos de Flurry Analytics, los consumidores pasan más tiempo ante las pantallas de sus smartphones que mirando la TV por lo que el mobile se convierte en una pieza clave de las estrategias de marketing de todo aquel que quiera captar la atención de los consumidores.

Hablando de marketing, la gran mayoría de los “marketeros” no se muestran muy seguros a la hora de medir el impacto conseguido por sus campañas móviles. Forrester señala que sólo el 57% de las marcas afirma que su objetivo principal en el negocio de la publicidad móvil es la conciencia de marca. Al mismo tiempo es frecuente que se mida e éxito en las campañas en móvil a través de los clic o visitas a la web.

Las marcas deben adoptar la idea de que el móvil se ha convertido en una herramienta para su conocimiento y todavía tiene que madurar para convertirse en una verdadera alternativa o complemento a la televisión en lo que a publicidad se refiere.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir