Publicidad

La monarquía belga se irrita tras protagonizar la campaña de una web de encuentros adúlteros

Una web que promociona los encuentros adúlteros en Bélgica, VictoriaMilan.be, ha utilizado una fotografía del antiguo rey y del nuevo en su campaña publicitaria, lo que ha despertado el enfado de la monarquía belga.

La publicidad circuló por las principales avenidas de Bruselas, en la que se exhibía una fotografía de Alberto II abrazando a su hijo Felipe durante la ceremonia de traspaso de la corona, el pasado julio. La imagen está acompañada del mensaje: "Un buen consejo: hijo mío, sé siempre discreto".

La campaña hace alusión a la reputación de hombre discreto que siempre ha acompañado a Felipe, pero también remite al escándalo de la larga relación extramarital que ha mantenido Alberto II con la baronesa Sibylle de Sélys Longchamps.

El caso ocupó las portadas de la prensa belga este año, ya que Delphine Boël, supuesta hija de Alberto II, inició un proceso judicial para que el ex monarca reconozca su paternidad.

Al tener conocimiento de la campaña, que se lanzó el pasado lunes, el Palacio Real exigió su "suspensión inmediata por utilización abusiva de un imagen de la familia real". El director de comunicación del Palacio, Pierre-Emmanuel De Bauw, afirmó través de un comunicado que el uso comercial de cualquier imagen de la monarquía belga está condicionado a una autorización previa, que no fue solicitada ni concedida en este caso.

La empresa anunció por su parte su decisión de acatar el pedido y suspender la campaña, ideada para "hacer un guiño" a la sucesión real y "sin cualquier intención de perjudicar a los miembros de la familia real", afirmó su director, Sigurd Vedal. "Los belgas son conocidos por su sentido del humor. Hemos pensado que el nuevo rey comprendería el humor de esa campaña. Infelizmente no ha sido el caso", lamentó.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir