Publicidad

LA NUEVA NORMATIVA EUROPEA TERMINARÁ CON LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA DE LOS ALIMENTOS

El Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) vigilarán que tanto la publicidad como las etiquetas de los alimentos no emitan informaciones "confusas, exageradas o engañosas". Elena Salgado ha comunicado esta nueva medida europea recogida en el Reglamento del Parlamento Europeo y del consejo de la UE Relativo a las Declaraciones Nutricionales y de Propiedades Saludables en los Alimentos, que entrará en vigor el próximo 1 de julio.

La normativa obligará a que expresiones como "rico en vitaminas", "light", "sin azúcar añadido", o "sin materia grasa" de los alimentos se deben basar en "evidencias científicas contrastadas". De este modo, se controlarán las declaraciones nutricionales, las supuestas propiedades saludables y los mensajes que anuncian reducciones de riesgo de una enfermedad si se consume un producto. El reglamento establece los principios generales que deberán aplicarse a todas las declaraciones de propiedades relativas a un alimento, adoptando al mismo tiempo medidas y restricciones que eviten "malas interpretaciones o ambigüedades".

La ministra ha destacado también que esta norma garantizará la "competencia justa" entre las diferentes empresas en el ámbito de la publicidad y en el etiquetado. La veracidad en el etiquetado y en la publicidad se probará a través de pruebas científicas internacionalmente aceptadas y que en España regulará la Aesan. Salgado anunció también que la norma establece restricciones "muy rigurosas" en las propiedades que vayan destinadas al público infantil, ya sea de forma directa o indirecta.

Restricciones también para el vino
En cuanto a las bebidas alcohólicas con una graduación superior al 1,2%, el reglamento "descarta cualquier posibilidad" de formular virtudes saludables para invitar a su ingesta, salvo que lo que anuncien sea la disminución de su grado alcohólico o de su contenido en calorías. A partir del 1 de julio, ninguna publicidad podrá decir que el vino es bueno para el corazón. Si lo desean, los médicos podrán seguir recomendando el vino en las comidas, pero sus propiedades "curativas" no podrán aparecer ni en las etiquetas de las botellas, ni en los carteles publicitarios, ni en las campañas de prensa, radio o televisión. La normativa europea ayuda de esta forma a la ministra Salgado a ganar una de las batallas de la lucha por el anteproyecto de la Ley de Prevención de Bebidas Alcohólicas.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir